"Me siento indefensa e impotente": ancianos sufren por dolarización en Venezuela1 min read

2
Foto: referencial

La economía de Venezuela atraviesa horas complejas desde hace siete años, con especial énfasis en los últimos dos, donde economistas han advertido la existencia de niveles hiperinflacionarios.

Decenas de miles de ancianos venezolanos, han quedado vulnerables en un contexto donde les cobran bienes y productos en dólares –o el precio fijado según su valor al cambio- mientras ellos reciben pagos de jubilaciones y pensiones o remesas en bolívares, cada vez más devaluados, publicó la Voz de América 

La inflación entre diciembre de 2018 y el mismo mes de 2019 fue de 7.374,4 por ciento, publicó hace dos semanas la comisión de Finanzas del Parlamento venezolano, de mayoría opositora. Es la peor tasa de alza de precios del mundo.

La divisa norteamericana se adueña de los mercados, abastos y negocios varios de Venezuela, especialmente desde el año pasado. Determina precios de productos de línea blanca, prendas de vestir, inmuebles, vehículos, servicios profesionales, mano de obra y, sobre todo, la comida.

Lea también  Reprimen protestas por falta de gas doméstico en Carúpano (+video)

En ciudades como Maracaibo, el 86 por ciento de las transacciones comerciales se realizan con moneda estadounidense, según informo el año pasado la firma consultora Ecoanalítica. El informe detalló que, en total, 54 por ciento de las transacciones nacionales de octubre se hicieron en dólares.

“Me ha afectado demasiado. Me siento indefensa, incapaz. Me siento impotente”, advierte Delia, ciudadana de la tercera edad, sobre la influencia del dólar en la economía local.

“Dice que no quiere nada con Estados Unidos y el país está dolarizado”, critica, con sorna. “Nos dan bonos para que el pueblo se calle, se calme. Son insuficientes”, agregó.