Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Los niños perdidos de la tragedia de Vargas que 20 años después no han aparecido

La Asociación de Familiares y Personas Desaparecidas denunció en su momento de 272 perosnas, 119 niños y 153 adultos. De ésta búsqueda solo se localizó a Miguel Corsé, un sobreviviente que deambula por las calles de Valencia sin conocer sin identidad, pues tras la tragedia quedó psicológicamente muy afectado.

La empresa Cantv habría activado el teléfono 0800-Vivos, para que las personas pudieran realizar denuncias de desaparecidos, así como obtener información de los extraviados o localizados.

Al mismo tiempo, la fundación Venezuela sin Límites, encabezada por Mireya Bravía de Cisneros, asesoró a los familiares de Afamex, para realizar la campaña de búsqueda de desaparecidos, también la antigua Policía Técnico Judicial (PTJ) se unió a la iniciativa.

Asimismo, las agrupaciones crearon una campaña de concientización que denominaron "Vamos a encontrarlos" y "Prohibido olvidar". Se hicieron afiches y trípticos con las fotos de las personas desaparecidas. Igualmente, la foto de los desaparecidos fueron impresas en los envases de leche Prolaca.

El entonces gobernador de estado Vargas, en 2001, Antonio Rodríguez San Juan, ordenó que se realizara una investigación de los niños perdidos pero no hay registro de este trabajo, ni que se haya realizado de manera conjunta con los demás organismos que investigaban el mismo caso.

Ignacio Laya gobernador del estado Vargas para el 1999, afirma que las lluvias no fue lo que ocurrió entre el 14 y 16 de diciembre. En su opinión la emergencia comenzó meses antes y 20 años después continúa.

“Antes que comenzara el deslave conformamos unas brigadas para alertar a la gente que desalojara las zonas de mayor riesgo, en donde ya se observaba el crecimiento de los ríos y las quebradas”, manifestó.

Para el ex gobernador los días 14,15 y 16 de diciembre fueron el clímax de la tragedia, en esas 72 horas  el estado Vargas se llenó de muerte y desolación.

Con información de El Estímulo

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados