¿Qué hay detrás de la ola de crímenes contra venezolanos en Colombia?

Foto: Cortesía.

Dairys Jhoainys García se veía contenta cuando se tocaba su vientre con las manos. La venezolana, de 23 años de edad, se sentía emocionada porque esperaba la llegada de su bebé.

Tenía seis meses de gestación y había llegado meses atrás a Cali para buscar un mejor porvenir económico que el de su tierra natal: Valencia, estado Carabobo.

El 4 de febrero pasado en la mañana, la muerte la alcanzó a ella y a su hijo aun no nacido, por un tiroteo en una deprimida calle del barrio Sucre, en el centro de Cali.

Los tiros también alcanzaron a otro venezolano, Kherwin Adrián Rodríguez Urbina, de 26 años, quien no guardaba vínculos de ningún tipo con la víctima.

Anualmente, entre 2009 y 2018, Medicina Legal contabilizó un promedio de 57 venezolanos asesinados en toda Colombia.

Lo preocupante de estas muertes y otras decenas más contabilizadas durante todo 2019 y hasta el pasado 4 de febrero es que con base en datos del Instituto Nacional de Medicina Legal,  17% de los asesinatos de venezolanos en cada uno de los últimos 10 años ocurrieron en el Valle del Cauca.

El número de crímenes hacia los connacionales, en Colombia, está muy por encima de las víctimas originarias de Ecuador, Estados Unidos, Perú y España.

Al preguntar por qué matan a estos migrantes entre todas las víctimas extranjeras en el territorio nacional, la respuesta en la policía y en las mismas autoridades de la región fue, las muertes violentas y con tal nivel de sevicia se volcaron hacia estos migrantes que por la situación de su país han tenido que abandonar sus vidas y casi que pernoctar en las calles.

Tambén, tiene que ver con un elevado grado de intolerancia marcado por xenofobia, que produce el mismo desprecio al ver la condición de precariedad y necesidad evidente en cada venezolano que pisa tierras colombianas. Otro detonante es por la condición de mujer, al señalar que hay feminicidios. Estos migrantes también quedan en medio de escenarios del microtráfico.

Observando este preocupante balance, los mismos venezolanos que están viviendo prácticamente en la calle, cerca de la Terminal de Transportes de Cali tienen un clamor: piden ayuda económica y que no los sigan matando. Información publicada en el portal El Nacional.

Pescadores solicitan destitución del jefe de Orden Público de PoliVargas