Régimen recibe ayuda de Turquía, México y China para esquivar sanciones

Contrario a lo que se creía, las importaciones no petroleras aumentaron 16,5 % en los primeros meses de 2019, pese a las sanciones de Estados Unidos. La cifra evidencia el relativo éxito del régimen en esquivar las medidas de Washington.

México, Turquía y China han sido elementos valiosos para que la dictadura pueda sortear obstáculos burocráticos y logre adquirir productos del exterior.

En la red de tiendas estatales de Venezuela y en el programa de alimentos subsidiados, la mayoría de los productos que venden provienen de esos países, según reseñó Reuters.
“Cada vez que ponen una sanción buscan una manera de ver cómo la pueden surfear”, dijo Asdrúbal Oliveros, economista y director de la consultora Ecoanalítica  al agencia Reuters.
La calidad de estos productos que se compran a esas naciones dejan muchas dudas a quienes reciben esporádicamente la caja Clap. En redes sociales hay muchísimas denuncias sobre el mal estado en que llega la harina precocida.
Por otra parte, diputados de oposición han denunciado que la importación de alimentos ha sido un nicho de corrupción.

La administración de Donald Trump ha prohibido a las personas naturales y jurídicas estadounidenses hacer negocios con el régimen, una estrategia que busca presionar a Maduro para propiciar un cambio en Venezuela.

Dirigentes chavistas aseguran que la crisis es provocada por esta política de EEUU, no obstante, la escasez y la crisis general que azota a los venezolanos ocurrió primero que las sanciones.

 

Puigdemont contestará a fiscalía belga que pide su extradición a España

Lluvias dejan árboles caídos e inundaciones en Caracas (Videos)