Pensar en despedirte de una parte de tu cuerpo es difícil, sobreviviente del cáncer de mama

Foto: Google

"Pasé días muy triste. El pensar cómo te despides de una parte de tu cuerpo es difícil", así la periodista venezolana Naky Soto contó este jueves lo duro que fue conocer que padecía cáncer en un país donde la escasez de medicamentos condena a la persona.

Relató, en entrevista al programa Shirley Radio que transmite Circuito Onda, que cuando una persona es diagnosticada, la dinámica involucra a todos los familiares quienes se encargaran de tratar de subir los ánimos de la persona que lo padece.

"En mi caso, ni mi esposo, ni mis médicos, me dieron tiempo para entender lo que me estaba pasando", comentó. Al tiempo que explicó que "el día que detectaron el nódulo era el día de los enamorados (14 de febrero) y el día que corrimos a hacer los exámenes era mi cumpleaños".

Naky es la esposa del periodista Luis Carlos Díaz, tienen 10 años de casados. Se conocieron en el 2006 en la Universidad Central de Venezuela (UCV).

"Superar el cáncer requiere ciencia, química, amor, familia", aclaró.

Vivir el drama de padecer cáncer no fue suficiente. El 12 de marzo de 2019 funcionarios del Servicio de Inteligencia Nacional (Sebin) trasladaron a Díaz a El Helicoide, luego de allanar su residencia en Caracas.

"En el allanamiento las autoridades se robaron todo el dinero del tratamiento de Naky, sabiendo para que era. Eso es sadismo", lamentó Díaz. "Esa madrugada después del allanamiento, colaboró mucha gente", esclareció.

"Un diagnóstico de cáncer cambia la perspectiva a futuro de cualquiera (...) Cuando había que comenzar quimios, me pidieron dos medicamentos. Luego, me dieron una lista de 10. Uno siente que el mundo se le viene encima", lamentó Díaz.

Naky pidió a todas las mujeres hacerse chequeos anuales para prevenir esta enfermedad silenciosa. "No esperen que esto evolucione", concluyó.

¿Masaje con final feliz? PoliCaracas clausuró prostíbulo escondido en un spa de Plaza Venezuela

Perla Zabala

Ayuda a Perla Zabala con el tratamiento de su hijo Eduardo (GoFundMe)