Teotiste Fernández: «Fundé la unidad de quimioterapia sin imaginar que yo sería paciente»

Foto: Amy Torres

Sonriente y con la mejor disposición, así llega la hermana Teotiste Fernández al servicio de quimioterapia del Hospital San José, en Maiquetía. Lo hace como cualquier otro paciente.

Sin embargo, tiene una particularidad. Y es que precisamente ella, hace 10 años, fue la encargada de fundar la Unidad de Terapia Antineoplásica Padre Machado del referido centro de salud junto a la oncóloga Luisa González, que falleció en un accidente de tránsito. Actualmente, es el único servicio que brinda atención a los pacientes oncológicos en todo el estado Vargas.

Fernández, que pertenece a la Congregación de Hermanitas de los Pobres de Maiquetía, dijo sentirse satisfecha y contenta por haberle hecho caso a esa inquietud, a esa preocupación que tuvo hace 10 años.

Contó que todo surgió siendo ella directora del Hospital San José. “Nos dimos cuenta de que en Vargas no había esa atención a los pacientes oncológicos y sabía que ellos también tenían que ir a Caracas. Así surgió la idea. Lo que hicimos fue poner manos a la obra, como decía el Padre Machado”, dijo.

“Así surgió este proyecto tan bonito, soñado, y me siento muy feliz y contenta de que sean tantos los pacientes que se han beneficiado, se benefician y se beneficiarán”, agregó.

Con esa frescura en su rostro recordó que cuando se hacen las cosas “para y por Dios y para ayudar al prójimo, eso se da”.

Sin siquiera imaginarlo la vida le dio un giro de 180 grados, luego de que en 2017 fuera diagnosticada con cáncer. En ese momento la hermana ya estaba establecida en Táchira. Aun así, no dudó en dirigirse a Caracas y regresar a su casa, en volver al Hospital San José, a la unidad que ella misma fundó. Pero esta vez lo haría como paciente oncológica.

Todavía, con una gran sonrisa en su rostro, refirió que desde hace tres años es paciente oncológica. “Sin dudar, sin titubear y ya que esta es mi casa, me vine a Caracas y luego para acá para hacerme mi tratamiento en mi casa”.

A los pacientes diagnosticados con cáncer, la hermana los llamó a tener mucha fe, a confiar. “No nos podemos dejar llevar por una situación, un mal, o un diagnóstico: de que tienes cáncer. No hay que preocuparse, aunque sí ocuparse en poner los medios. Pero nunca hay que perder la confianza en que Dios nos ayudará”.

Recordó a los pacientes con cáncer que el Hospital San José es su casa, pues allí pueden recibir su tratamiento. Para finalizar aprovechó de bendecir no solo a los pacientes, sino también al personal de enfermería y a los médicos, ya que ellos hacen posible que el servicio siga.

“Martha (una de las enfermeras del servicio) es fundadora y es un encanto. Es una mujer con una gran vocación de servicio, probada; al igual que Mireya, que llegó un poco después. Ellas son el alma de este servicio con su cordialidad, su cariño y la confianza que le demuestran al paciente, así como su preocupación”.

La hermana Fernández dijo que a pesar de su diagnóstico siempre se ha sentido bien. “Me sometí a todos los tratamientos, a cirugía, a quimio, radio y estoy en un tratamiento hormonal por 10 años, y mi tratamiento de inyectado por el que tengo que venir cada seis meses acá. Me siento muy bien. Desde un principio me puse en manos de Dios. Hice esto pensando en los demás y nunca pensé en mí; pero bendito sea Dios”.

¿Aló? ¿Tu cuerpo no responde? Podrías padecer trastorno de excitación sexual

¿Aló? ¿Tu cuerpo no responde? Podrías padecer trastorno de excitación sexual

¡Agua parejo! Lluvias causaron caos en Caracas este 18Oct (video)