Tragedia económica obliga a merideños a “rebuscarse” para sobrevivir y no emigrar

Foto: Jade Delgado

Para los merideños, los salarios en Venezuela durante los últimos años se han convertido en "sal y agua", razón por la que se ven obligados a emigrar o buscar otros ingresos económicos, aparte del empleo fijo, para sobrevivir a la crisis inflacionaria actual, actividad que denominan “el rebusque" o "tigre”.

Carlos Méndez aseguró que para ganarse el pan de cada día arreglas zapatos en la calle, él instala dos sillas en pleno centro de la ciudad, con agujas, hilo, pegamento y su conocimiento repara el calzado de los merideños que no tienen para comprar zapatos nuevos. "Ya tengo mis clientes hechos y con los que hago acá me alimento", asimismo agregó que también trabaja en la construcción, la pintura y la jardinería para percibir dinero adicional en plena crisis económica.

Belinda Castillo tiene cuatro años de promotora educativa en Fe y Alegría, realiza trabajo social en algunas comunidades de la entidad e integra jóvenes que no culminaron estudios de bachillerato al sistema educativo semi-presencial, para darles la oportunidad de estudiar y trabajar al mismo tiempo.

Ella como muchos venezolanos se ha visto obligada a “rebuscarse”. Sus días libres atiende sus clientes de manicure y pedicure, ya que se formó profesionalmente es ese oficio. "Los domingos y lunes hago uñas, voy a la casa de mis clientes y los atiendo en la comodidad de su casa y esto me genera un dinero extra para cubrir gastos", dijo.

Pero Belinda no se conforma con dos ingresos de dinero, cuando tiene la oportunidad viaja hasta la ciudad de Cúcuta en Colombia y compra chucherías, perfumes y todo producto que sea comercial para vender y trasladar fácilmente hasta Venezuela. "Le doy al niño para que venda en el colegio porque allá le compran para medianamente vivir, porque en Venezuela no se vive se sobrevive", afirmó.

Otro caso es el de Regina Alarcón, egresada en la carrera de comunicación social: Ella es secretaria desde el año 2000 en una estación de radio. "Dentro de las actividades que puedo realizar en Venezuela un país de oportunidades laboro en mi casa durante las horas libres en el área de costura, ese es mi pasatiempo, mi arte y realizó los trabajos a clientes fijas y eventuales", dijo.

Además, reveló que tiene en marcha el proyecto de un taller de carpintería, el cual está realizando junto a su esposo, con la esperanza de que sea productivo y positivo para su familia. "Como periodista no ejerzo, pero en algunos momentos puedo formar parte del equipo de la emisora, es difícil, pero si se pueden hacer varias actividades, si uno sabe manejar el tiempo para lograr para satisfacer necesidades", aseveró.

En la actualidad se ha hecho común que los venezolanos tengan varios empleos, en la mayoría de las instituciones públicas no exigen cumplir un horario, porque los empleados prefieren renunciar debido a los bajos salarios, y aprovechan el tiempo del día para hacer simultáneamente otras actividades que les permitan llevar un plato de comida a sus hogares.

 

Fotos: Jade Delgado

Rusia cuestionó oficina de Asuntos Venezolanos de EEUU por "ilegítima"

Ni su organización lo quiere: partido Farc solicitó expulsión de Iván Márquez