Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Venezolanos con cáncer tienen esperanza de tratamientos y vida en Colombia

Aunque legalmente el gobierno de Colombia no tiene la obligación de cubrir los tratamientos de cáncer de migrantes que no tienen regularizada su situación, con sus propios recursos, el Instituto Nacional de Cancerología se ha convertido en la única esperanza de vida para los migrantes enfermos de cáncer y es la única que ha cubierto los costos de los pacientes.

Desde el inicio de la crisis migratoria, el Instituto ha tratado aproximadamente 69 migrantes venezolanos quienes padecen cáncer y se vieron obligados a salir de su país en busca de asistencia médica.

Tal es el caso de Santiago Ayala que a los 18 meses de vida le fue descubierto un tumor en el hígado y su familia no tu otra opción que migrar hacia Colombia en busca de tratamiento médico.

“De venirme del todo para acá, lo más importante fue la salud de mi niño. Porque yo sabía que en Venezuela no lo iba a lograr, porque allá la situación era demasiado terrible. Uno no contaba con la plata suficiente para comprar la quimio ni nada”, relató el padre del niño, Jesús Ayala.

El niño fue sometido a tres cirugías y varias sesiones de quimioterapia en el Instituto Nacional de Cancerología, ubicado en Bogotá, a pesar de no estar afiliado al sistema de salud colombiano.

Tras un año de tratamientos, el cáncer de Santiago fue erradicado por completo. " Yo no tengo palabras para agradecerle a Colombia la mano que me ha tendido. Son muchas personas. Puedo decir que estoy aquí con mi niño, que mi niño está sano gracias a Dios y gracias a la ayuda que me han dado en Colombia”, agregó, el padre del infante.

La directora del INC, Carolina Wiesner explicó que en general los pacientes venezolanos encuentran barreras de acceso cuando llegan a instituciones privadas debido a que son enfermedades de alto costo. Por esta razón, trabajando con el Ministerio de Salud y todas la entidades para atender los migrantes que padece de esta terrible enfermedad, sin ponen en riesgo su situación financiera de las instituciones.

En promedio el tratamiento de cáncer en el país neogranadino puede llegar a costar entre 22 mil y 70 mil dólares por paciente, una cifra que actualmente es asumido por el INC a través de recursos que genera la propia entidad por la venta de medicamentos con el cáncer. Sin embargo, por el gran flujo de inmigrantes, los recursos se ha ido agotando.

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados