Violación de derechos humanos en Carabobo no cesó en 2019

El balance de derechos humanos en Carabobo es negativo. El sistema represivo sigue actuando de manera continuada de la mano de funcionarios del régimen, y civiles armados. El resultado es el saldo de 71 presos políticos en la entidad desde 2014.

Pero eso no es todo. En el país se han registrado más de 500 casos de tortura en custodia, más de 15 mil arrestos con fines políticos y más de ocho mil sujetas a medidas cautelares sustituvas de libertad, de acuerdo a los datos del Foro Penal.

"La represión no ha cesado. Y se pretende negociar con la libertad de quienes están privados en presuntas mesas de negociación a las que no hemos sido invitados y no sabemos bajo qué criterios se negocian las libertades", aseguró Luis Armando Betancourt, coordinador regional del Foro Penal.

Calificó al régimen como opresor porque es el que encarcela y libera a su manera. Este año no hubo avances en los casos penales de los asesinados en protestas en Carabobo. "Ha habido mucho retraso. Tenemos casos emblemáticos como el de Daniel Quéliz que ha estado lleno de trabas y retardos procesales, así como el de Leonardo González, producto del sistema propio que hace que la justicia sea lenta".

Pese a esto, está seguro que se logrará que esos funcionarios que asesinaron a esos jóvenes paguen con cárcel los crímenes que cometieron.

Betancourt detalló que en Carabobo los derechos humanos que me se violan son el de la vida y la libertad, en medio de una emergencia humanitaria compleja que ni se ha superado.

Alertan que José Gregorio Noriega podría robar siglas de VP al estilo Copei

Estudiante perdió un ojo tras recibir disparo por el Esmad en Colombia