¿Yaracuy o Ciudad de Dios? Migrantes venezolanos viven al borde en Cúcuta

Foto cortesía

300 venezolanos, en su mayoría procedentes del estado Yaracuy, viven en los alrededores de la Central de Abastos de Cúcuta, en lo que ellos mismos llamaron Ciudad de Dios, que no es más que una especie de comunidad hecha con cambuches de cartón, latas y colchones viejos.

Estos venezolanos han estado llegando a la comunidad desde el año 2017, fecha desde la cual han sobrevivido vendiendo algún productos o simplemente hurgando en la basura para reciclar plástico, cartón o vidrio.

A pesar de la precaria situación en la que viven, testimonios como el de José Pérez afirma que "las condiciones son mejores que las que tenían en Venezuela. por lo menos aquí comemos tres veces al día".

El lugar no cuenta con letrinas, agua ni electricidad. Son unos 100 cambuches en los que los habitantes de Ciudad de Dios viven hacinados y en medio de todas las necesidades, reseñó el portal La Opinión.

Otra de las particularidades de este lugar es que no cuenta con letrinas, agua ni electricidad, además hay al menos 10 mujeres a punto de dar a luz y otras cinco tienen a sus hijos recién nacidos.