88 empresas españolas presionaron a España para reunirse con el régimen de Maduro

Cortesía

El régimen de Nicolás Maduro tiene en su mano al gobierno de Pedro Sánchez.

Maduro afirmó que España es "amigo" de la dictadura, una incómoda situación que reconoció el diputado del PSOE, Felipe Sicilia, destacó el portal de noticias Periodismo Digital.

Durante una breve entrevista con Susanna Griso en el ‘Espejo Público’ el 13 de febrero, donde reconoció que el ‘gobierno progresista’ le teme al régimen.

"Tenemos intereses económicos, empresariales y lo más importante a 150.000 españoles que viven en Venezuela, y por eso el gobierno tiene que ser sensible con las relaciones que mantiene con el gobierno venezolano y también con la oposición venezolana", indicó Sicilia.

Una postura similar a la que describió Juan Carlos Monedero durante la presentación de su libro en Tres Cantos, donde explicó que: "Pedro Sánchez reconoció a Juan Guaidó por la promesa de Donald Trump de que, en un mes, Nicolás Maduro estaría fuera del poder".

Añadió que "ahora ha pasado un año. Entonces son las empresas españolas las que están regañando a Pedro Sánchez y pidiéndole que dejen de hacer el pendejo", afirmó el cofundador de Podemos. "El PSOE sólo ha venido ganando un poco de sensatez", sentenció.

A rodilla hincada

A pesar de que el socialismo suele criticar que la derecha es complaciente con el sector empresarial, sus afirmaciones apuntarían a que Pedro Sánchez está hincando la rodilla al régimen madurista a cambio de que mantenga los ingresos millonarios de las empresas de España en Venezuela.

En concreto, se está teniendo "sensibilidad" con un régimen acusado de violar Derechos Humanos a cambio de la tranquilidad de las 88 empresas españolas que se encuentran en Venezuela actualmente.

Los datos publicados por ICEX España Exportación e Inversiones apuntan a que no llegan a 100 el número de firmas españolas radicadas en el país caribeño, siendo las que.

Sin embargo según las versiones del PSOE y Podemos, estarían forzando al ‘gobierno progresista’ a hincar la rodilla ante la dictadura bolivariana.

A pesar de que el número de empresas no parece muy impactante, sí hay que destacar la presencia de ‘pesos pesados’ de la economía de España.

Por ejemplo, el informe de ICEX España Exportación e Inversiones a junio de 2018 (el más reciente que se encuentra en su web), desvela que actualmente hacen negocios en Venezuela algunas multinacionales como Acciona (agua e infraestructuras), ACS, CAF, Duro Felguera, Elecnor, Iberdrola, Inditex, Mapfre, Meliá Hotels, Millard Filters, NH Hotel, Sanitas, Técnicas Reunidas y Telefónica.

Sin olvidar a otras firmas como son Editorial Planeta, EFE, Grupo Editorial Santillana, Air Europa, Iberia, Abanca, Banco Santander y BBVA.

Sin embargo, la mayor polémica recae en Repsol, siendo la empresa que ha salido en los medios de comunicación a partir del polémico encuentro entre la vicepresidenta de Nicolás Maduro, Delcy Rodríguez, y el ministro de Transportes, José Luis Ábalos.

El tenis mundial está en shock: se retiró la rusa María Sharapova

Brasil: Nos vamos a preparar de la mejor manera para enfrentar el COVID-19