Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Así quedaron los ojos del joven que perdió la vista a manos de los policías en Chile (foto)

Fuente: Infobae.com

De pocas palabras, pocas veces apareció en el debate público después de perder la visión luego de que perdigones disparados por Carabineros impactaran en su rostro. Gustavo Gatica fue uno de los manifestantes más emblemáticos entre aquellos 445 que padecieron lesiones oculares entre octubre de 2019 y febrero de 2020, en el marco del estallido social chileno, la ola de manifestaciones pacíficas y violentas que llevaron al país andino a enfrentar la mayor crisis social de las últimas décadas.

La cifra, proporcionada por Instituto Nacional de Derechos Humanos INDH, revela el nivel de violencia de los enfrentamientos y sobre todo, la represión que ha granjeado numerosas críticas a la institución policial y que siguen hasta la actualidad.

Gatica, estudiante de psicología de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano, estaba tomando fotos en la manifestación en Plaza Italia cuando fue herido por perdigones disparados por un piquete de Carabineros. Su ojo izquierdo fue destruido de inmediato por el tiro de la policía. Durante dos semanas los médicos de la Clínica Santa María intentaron salvar algo de la visión de su ojo derecho, pero sus esfuerzos fueron infructuosos. Desde entonces, Gustavo se convirtió en uno de los emblemas de quienes denuncian las violaciones a los derechos humanos ocurridas durante las protestas.

Instagram de Gustavo Gatica

En Chile se siguió de cerca su recuperación. Tras ser dado de alta, se le pudo ver en ocasiones específicas apoyando la campaña del Apruebo previo al Plebiscito Constitucional y luego participando durante los sufragios. Gustavo nunca mostraba su rostro sin los lentes oscuros que ocultaban el verdadero daño físico causado por los perdigones. Pero eso cambió este lunes.

Gatica utilizó sus redes sociales para dar cuenta de cómo ha cambiado su vida. E indicó qué, si bien ha sido un proceso duro, donde le ha tocado pasarla mal, hoy se encuentra feliz.

“Hace un año Claudio Crespo me disparó perdigones a la cara. Hace un año que perdí mis ojos, y sí, la he pasado mal. He llorado y me he frustrado, pero aun sigo aquí, de pie, aprendiendo cada día”, sostuvo en su cuenta de Instagram.

En esa línea, agregó: "Hace un año mi vida cambió ¿para mejor o para peor? Solo el tiempo lo dirá, por ahora sé que soy feliz, y es que como dice el gran Silvio “al final de este viaje en la vida quedamos los que puedan sonreír, en medio de la muerte en plena luz”, escribió.

El ex oficial de Carabineros es aludido en el mensaje, Claudio Crespo, fue detenido por la Brigada de Derechos Humanos de la Policía de Investigaciones y formalizado por el delito de apremios ilegítimos con resultado de lesiones graves gravísimas.

Crespo está en prisión durante el transcurso de la investigación. La magistrada a cargo de la causa indicó que el imputado es un peligro para la seguridad de la sociedad y también presenta riesgo de fuga.

“Hay una actitud y un proceder doloso, se trata de un funcionario que instruía a otros funcionarios de la manera de proceder respecto de la utilización de estas medidas disuasivas. Al ocasionar estas lesiones graves gravísimas, evidentemente el imputado sí incurre en un elemento de dolo”, expresó la jueza en la audiencia, para luego señalar que el tribunal entiende que existió “un ánimo de causar una lesión grave, de infligir dolor a una persona”.

En su publicación, Gustavo también habló sobre el momento en el que perdió la visión. “No fue doloroso. Sentí el impacto y de inmediato algo como agua correr desde mis ojos. Era la sangre. Vi estrellitas por todas partes, como en los dibujos animados y luego me fui a negro”. Hoy, tras el aniversario de aquel terrible día, Gustavo se muestra tal como está. Asumido y con esperanza, declarando: “sigo aquí, de pie, aprendiendo cada día”.

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados