Cruce de información. Fuentes de la Casa Blanca aseguran que condición de Trump se ha hecho "muy preocupante"

condición de Trump donald trump
Foto relacionada

Los signos vitales del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, han sido "muy preocupantes" en las últimas 24 horas, por lo que las próximas 48 horas "serán críticas", aseguró este sábado una fuente anónima y familiarizada con la salud del mandatario tras dar positivo por COVID-19.

"No estamos aún en un camino claro hacia la recuperación", dijo la fuente.

La fuente anónima, cuya versión  fue dada a conocer a los reporteros que cubren la Casa Blanca, contradijo así el parte del médico personal del mandatario, Sean Conley, reseñó la agencia de noticias EFE.

En ese sentido, el doctor de Trump señaló este sábado que el mandatario estaba evolucionando "muy bien"; que no tenía fiebre y no necesitaba oxígeno. Sin embargo, se negó a dar detalles sobre la evolución de este viernes.

El comentario, dado a conocer a los periodistas acreditados en la Casa Blanca, resaltó que era necesario esperar para saber cómo evolucionará la enfermedad del presidente.

Signos vitales de Trump han sido "muy preocupantes"

Luego de que presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunciara que se contagió de COVID-19 y fuera trasladado al hospital militar Walter Reed, este sábado el doctor Sean Conley ofreció una actualización sobre su estado de salud.

“Estamos extremadamente felices con el progreso del presidente. Tiene un poco de tos ,de congestión nasal y fatiga“, detalló Conley desde Walter Ree.

Asimismo, indicó que Trump no presentó fiebre en las últimas 24 horas y que la presión arterial estaba en los estándares regulares.

Estamos monitoreándolo muy de cerca por alguna posible complicación. Monitoreamos su función cardíaca y renal; son normales. El presidente no está en oxígeno, no tiene dificultad para respirar“, precisó otro de los médicos.

Por otro lado, Trump se pronunció también en su cuenta de Twitter (@realDonaldTrump), donde aseguró que los médicos, enfermeras y todo en el centro médico Walter Reed, eran "increíbles".

"Se ha logrado un tremendo progreso en los últimos 6 meses en la lucha contra esta plaga. ¡Con su ayuda, me siento bien!", destacó.