Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Cuba niega que estén sometiendo a manifestantes a juicios "sin el debido proceso"

Las máximas autoridades de la Justicia y la Fiscalía cubana negaron este sábado que se esté procesando en juicios sumarios a detenidos por las protestas del 11 de julio y confirmaron que hay menores bajo investigación que de resultar condenados recibirán sanciones con "tratamiento diferencial".

"No son procedimientos sumarísimos. La mayoría de los países tienen procedimientos abreviados para los delitos menores"; dijo en una conferencia de prensa en La Habana el presidente del Tribunal Supremo Popular de Cuba, Rubén Remigio Ferro.

Familiares de detenidos en las manifestaciones como el joven cineasta Anyelo Troya; denunciaron esta semana que se están llevando a cabo supuestos juicios sumarios en los que algunos encausados no cuentan con un abogado; y los allegados no reciben información o lo hacen cuando el juicio ya se ha celebrado.

HASTA AHORA, DELITOS MENORES

El presidente del TSP explicó, en relación con los procedimientos relacionados con las protestas, que a los tribunales han llegado hasta ahora "sobre todo delitos de menor entidad" como desorden público, lesiones leves o desacato, que tienen previstas desde sanciones administrativas o multas hasta penas de un año de prisión.

De momento se han celebrado 19 procesos judiciales que involucraron a 59 personas, señaló.

"Se tramitan por procedimientos más expeditos y ágiles pero no por ello están exentos del derecho a la garantía del debido proceso, incluyendo el derecho a la defensa", dijo el alto funcionario, quien agregó que en estos casos la ley permite que el acusado decida si nombra o no a un abogado.

Ferro insistió en que la justicia cubana "cumple estrictamente con los principales instrumentos internacionales" en la materia y criticó que "ha habido el propósito de desacreditar la legitimidad, independencia e imparcialidad con que actúan los tribunales y los jueces cubanos".

"El hecho de que juicios sean más cortos no significa que no se respeten las garantías procesales", acotó por su parte la fiscal general de Cuba, Yamila Peña.

A la vez, en tanto van llegando a los tribunales los juicios por delitos menores, la Fiscalía mantiene abierta la investigación de "un grupo de hechos de extrema violencia y gravedad" en los que "se pretende determinar la responsabilidad de cada persona".

AÚN SIN CIFRAS OFICIALES

Casi dos semanas después de las multitudinarias protestas antigubernamentales que sacudieron la isla las autoridades no han divulgado la cifra oficial de detenidos o procesados; por lo que la única referencia son los listados que grupos de activistas y organizaciones independientes están recopilando y haciendo circular en las redes sociales.

La ONG de abogados Cubalex, por ejemplo, ha difundido un listado preliminar de detenidos que a 21 de julio recogía 584 nombres; de los que se verificó la detención de 150 y la liberación de 91.

En esos listados aparecen varios menores de edad de entre 15 y 17 años, entre ellos una joven de 17 años, Gabriela Z., que según ha declarado su familia a medios independientes fue condenada a ocho meses de prisión por desorden público.

Sobre la detención y procesamiento de menores, Rubén Remigio Ferro recordó que la edad penal en Cuba son los 16 años; pero precisó que cuando se juzga y condena por la vía penal a jóvenes de 16 a 20 años "hay procedimientos especiales, tratamiento diferencial según el Código Penal" y lo establecido en la Convención sobre los Derechos de la Infancia.

"Ha habido algunos menores, se está investigando. Son pocos y estamos evaluando", indicó la fiscal general sobre este tema.

LA AMNISTÍA CORRESPONDE AL GOBIERNO

Respecto a las voces que solicitan desde dentro y fuera de Cuba una amnistía para los detenidos en las protestas; el presidente del TSP consideró que se trata de una decisión política que corresponde al Gobierno y "tiene su momento".

"Los procesos están en curso y está la opción del recurso. En el país no es delito pensar diferente, no constituye delito, es un derecho. No somos trogloditas", recalcó; en tanto la fiscal general apostilló que "no es lo que corresponde" ya que las investigaciones aún están en desarrollo.

Las mayores protestas en más de seis décadas se produjeron con el país sumido en una grave crisis económica y sanitaria, con la pandemia fuera de control y una fuerte escasez de alimentos, medicinas y otros productos básicos, además de largos cortes de electricidad, lo que empujó a los cubanos a salir a las calles para criticar a su Gobierno.

Las autoridades por su parte, insisten en culpar a EE.UU. tanto de las manifestaciones como de la extrema escasez que sufre el país.

LEA TAMBIÉN: Una Cuba en tensa calma vuelve a marcar récord de muertes por COVID-19 en 24 horas

EFE

1 Comentario

Suscribir
Notificar de
guest
1 Comentario
Más antiguo
Nuevos Más votado
Comentarios en Línea
Ver todos los comentarios
Luis Tejada
Luis Tejada
2 meses hace

La principal mentira con que Cuba se alimenta a sí misma y a la izquierda global es que sus penurias son causa del “bloqueo” de EE. UU. Lo primero que se debe aclarar es que las medidas del Gobierno estadounidense no son un bloqueo, sino un “embargo” parcial de transacciones comerciales y financieras. Hoy en día Cuba adelanta relaciones comerciales con más de 70 países y la totalidad de sus aeropuertos y puertos marítimos están abiertos al comercio internacional de bienes y personas. Los problemas económicos de Cuba no son, por tanto, la consecuencia de un “bloqueo”, sino el resultado predecible de un sistema diseñado para negar los principales principios económicos. El régimen cubano se ha impuesto un autobloqueo de ideas, modelos y sistemas. El eurodiputado Hermann Tertsch asevera que el “bloqueo” de Cuba es una farsa, y prueba de ello es que ahora “el régimen ha autorizado a viajeros —solo hasta el 31 de diciembre— la importación de alimentos, productos de aseo y medicamentos sin límites ni pagos de aranceles”. Para Tertsch, “lo que hay en Cuba es una sociedad metida y torturada en una jaula”. No es casualidad, entonces, que hace unos años un panel de economistas con distintas posiciones ideológicas coincidan en que el fracaso de Cuba es más responsabilidad de la ineptitud de su gobierno y sus políticas socialistas que de la política estadounidense.

Luis Tejada
Luis Tejada
2 meses hace

Quien atribuye a la crisis —en este caso el supuesto “bloqueo” de EE. UU.— sus fracasos y penurias, como lo ha hecho durante seis décadas el Gobierno cubano, se engaña a sí mismo, violenta su propio talento y respeta más los problemas que las soluciones. Las políticas económicas equivocadas durante años, cuyos desequilibrios eran paliados por la inversión de países afines (primero la URSS, luego Venezuela), acaban saliendo a la luz cuando esas entradas de capitales se agotan. Sin embargo, la izquierda sigue propagando las mismas estupideces que mantiene el Gobierno cubano. Los zombis que quedaron de esa idiotez llamada Unasur no se cansan de afirmar que la revolución de Cuba es la revolución de la igualdad: cero analfabetismo, cero desempleo, atención integral de salud, vivienda para todos, educación gratuita, comida para todos... Más que analfabetos, en Cuba hay es iletrados: los desempleados deambulan por los malecones, la crisis de la salud es patente, no hay vivienda digna y la educación, si bien es gratuita, es mediocre y anodina. Lula da Silva, el alelado expresidente de Brasil, afirmó en días pasados que “si Cuba no tuviera un bloqueo, podría ser Holanda”. Es evidente que Lula no tiene ni idea de Cuba ni de Holanda. Pero el premio mayor a las sandeces se las lleva el burro de Diosdado Cabello, quien afirma el disparate de que la protesta en Cuba no era tal, sino las celebraciones manipuladas de la Copa América y la Eurocopa.

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados

1
0
Me encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x