Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

En busca de sedantes: registraron por sexta vez la finca del padre que asesinó a sus hijas en Tenerife

El portal El Clarín informa que agentes de la Guardia Civil española buscan reconstruir las horas previas en la que Tomás Gimeno asesinó a sus hijas Olivia y Anna al llevar sus cuerpos en dos bolsas y amarrarlas a un ancla cerca de las costas de Tenerife.  Registraron por sexta vez  el domicilio del filicida, en Igueste de Candelaria (Tenerife), en busca de sedantes o calmantes que pudiera haberle administrado a sus hijas.

Cada día que pasa desde aquel fatídico 27 de abril, cuando Tomás Gimeno se llevaba a sus hijas Olivia y Anna y nunca más se las devolvió a su madre Beatriz Zimmermann, con quienes vivía, hasta esta búsqueda en el fondo del mar de los cuerpos del padre y la pequeña Anna, tras haberse encontrado el cuerpo de Olivia, sigue teniendo en vilo a España.

Según informa el diario ABC, la vivienda de Gimeno fue  registrada en varias ocasiones por la Guardia Civil, miembros de la Unidad Central Operativa (UCO) y con una unidad canina especializada en identificar restos biológicos. De los cinco registros anteriores no se hallaron pruebas concluyentes.

Y la última búsqueda en esta finca propiedad del padre de las niñas, concluyó sin resultados: no encontraron este tipo de fármacos con el que habría sedado a sus hijas para cometer el horrendo doble crimen.

Un drama sin final

Olivia, la hija mayor de 6 años de edad, fue localizada sin vida en el fondo del mar 44 días después de esta última vez en la que se les vio a los tres con vida en la vivienda. La investigación busca comprobar si Tomás Gimeno pudo haber intoxicado a sus hijas, a la espera de los resultados definitivos de la autopsia realizada al cadáver la Olivia, que según el informe preliminar falleció a causa de un edema pulmonar agudo.

En tanto, sigue la búsqueda en las profundidades del mar de los cuerpos de Anna y Tomás Gimeno. Fue el buque oceanográfico "Angeles Alvariño" el que encontró a Olivia a mil metros de profundidad, dentro de una bolsa deportiva, pero no así a su hermana Anna, ni a Tomás Gimeno, quien se supone se habría suicidado, pero -a falta de prueba, que es el cuerpo- tampoco se descarta que se haya fugado.

El buque oceanográfico Ángeles Alvariño regresa al Puerto de Santa Cruz de Tenerife por cuestiones técnicas este sábado. El buque continúa la búsqueda de la pequeña Anna y de su padre Tomás G., tras encontrar el cadáver de su hermana Olivia de 6 años a 1.000 metros de profundidad. EFE/Ramón de la Rocha

El "Ángeles Alvariño" continúa en la zona de búsqueda de Tomás Gimeno y su hija Anna "unos días más", mientras se trabaja al mismo tiempo en posibles soluciones tecnológicas para sustituir al buque en las tareas de búsqueda.

En tanto, un submarino de propiedad privada y con capacidad para operar a una profundidad de hasta 2.180 metros se presenta como alternativa a las tareas de rastreo submarino que desempeña el buque "Ángeles Alvariño", según informa El Español.

Es el 'Piscis VI', que puede colaborar en la búsqueda de la niña Anna o su padre, o para servir de relevo "en la medida de lo posible" a la tarea que ejerce actualmente en el rastreo del fondo submarino el "Ángeles Alvariño", que localizó el cuerpo de Olivia a unos 1.000 metros de profundidad gracias a su sónar de barrido lateral y un robot.

La insistencia de la madre

Fue Beatriz Zimmermann, la madre de las pequeñas Anna y Olivia,la que pidió a distintas autoridades, entre ellas al Rey, al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y a los ministros de Interior, Igualdad y Justicia, de cara a conseguir que la búsqueda de la niña y su padre, Tomás Gimeno, “no cese” por parte del buque ‘Ángeles Alvariño’ hasta que todas las posibles ubicaciones “estén totalmente y de forma exhaustiva revisadas y así quede avalado por los investigadores de la Guardia Civil”. Y el reclamo dio sus frutos.

“Pedimos que no cese la búsqueda por otros compromisos de trabajo del buque, económicos o técnicos”, reza en el mensaje, en el que se apunta que la madre de Olivia y Anna “no podrá tener paz” hasta recuperar el cuerpo de la pequeña y sobre todo el del presunto asesino. “Sería un dolor, angustia y horror añadido para Beatriz Zimmerman tener la remota idea de que semejante monstruo siga con vida”, añadió. Fuente: Clarin.

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en Línea
Ver todos los comentarios

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados

0
Me encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x