España se detiene por dos semanas ante la crisis del coronavirus

Gobierno español solo reconoce 19 de los 704 muertos por COVID-19 en los últimos 15 días
Cortesía

España, el segundo país del mundo con más muertos por coronavirus, detendrá todas "las actividades no esenciales" durante dos semanas.

Del 30 de marzo al 9 de abril el gobierno español detendrá actividades para prevenir aún más la propagación del coronavirus, anunció el presidente del gobierno, Pedro Sánchez.

Según señala la agencia AFP, la medida endurece el confinamiento de la población dictado el 14 de marzo y vigente hasta el 11 de abril.

El país reportó este 28 de marzo 832 muertos por coronavirus en 24 horas, un nuevo récord diario, y suma ya 5.690 fallecidos.

"Todos los trabajadores de actividades no esenciales deberán quedarse en casa en las próximas dos semanas, como hacen durante el fin de semana", declaró Sánchez, poniendo a modo de ejemplo el sector de la construcción, que había seguido activo pese al confinamiento.

Solo sectores esenciales

Seguirán activos por tanto los sectores esenciales, tales como alimentación, sanidad y energía, al igual que la prensa.

El dirigente afirmó que la medida se aprobará en un consejo de ministros extraordinario este domingo. Según él, el objetivo es reducir "aún más la movilidad de las personas", prevenir así la expansión de la epidemia y "descongestionar" los hospitales, muchos de ellos saturados en las zonas más castigadas del país, como Madrid o Cataluña.

Los trabajadores afectados "continuarán recibiendo su salario con normalidad" durante ese período, detalló Sánchez, y "recuperarán las horas de trabajo no prestadas de manera paulatina y espaciada en el tiempo".

"Estamos afrontando las horas más duras, las horas más tristes, las horas más amargas", de solemne en su discurso televisado.

Sánchez defendió también enérgicamente su voluntad de promover en Bruselas la emisión de bonos europeos para financiar los esfuerzos económicos realizados contra la pandemia en el continente, una idea frenada esta semana por Alemania y Holanda.

Según él, ante el frenazo económico que auguran los actuales confinamientos en el continente hace falta "un plan Marshall, un plan de reconstrucción europeo", que se puede financiar mediante los "instrumentos de mutualización de la deuda" que propone junto a Italia, el país con más fallecidos por coronavirus.

"Ésta es una catástrofe que nos afecta a todos, que no respeta fronteras", apostilló Sánchez.

Monica Pasqualotto cuarentena

Mónica Pasqualotto revela que no es fácil estar embarazada en cuarentena

Rusia cierra totalmente sus fronteras para frenar la pandemia