Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Estas fueron las transiciones presidenciales más difíciles de la historia de EEUU

Los últimos días de gobierno de Donald Trump han sido agitados a nivel histórico, desde el asalto al Capitolio que realizaron grupos radicalizados de sus adherentes hasta la eliminación de licencias para que Intel venda chips a Huawei, desde un inédito segundo impeachment hasta el visto bueno a tres ejecuciones en pocas jornadas, desde su negativa a participar en la transmisión del poder a su sucesor, Joe Biden, hasta una serie de numerosos perdones, reseñó Infobae.

En general las horas finales de los mandatarios en la Casa Blanca han sido lo opuesto, para hacer honor al apodo de “pato rengo” que se da a los políticos a punto de salir de la escena pública: uno que no puede seguir ya al grupo. No obstante, no es la primera vez que se ha vivido una transición presidencial así de difícil en los Estados Unidos. Otros mandatarios antes de Trump se han negado a cumplir burocráticamente con sus obligaciones administrativas, como si ya no tuvieran poder, a la espera de que su sucesor establezca el nuevo temario público.

“Desde los comienzos de la nación, muchos presidentes han trabajado hasta último minuto para impulsar sus agendas. Otros se han quedado de brazos cruzados mientras la economía se hundía e incluso mientras el país se desmoronaba”, explicó National Geographic. E incluso durante transiciones más prolongadas, ya que la asunción presidencial original era en marzo, y sólo en la década de 1930 se pasó a enero. Un breve listado de los cambios de mando más convulsos resumió los antecedentes:

John Adams rehizo el poder judicial

En diciembre de 1800, el federalista John Adams, que acababa de perder las elecciones ante Thomas Jefferson, se encontró con la renuncia del presidente de la Corte Suprema, Oliver Ellsworth. Pero lejos de pensar que un nombramiento con tanto futuro no correspondía a un mandatario saliente, actuó a toda velocidad junto con el Congreso, que también vivía sus últimos días de mayoría federalista, “tanto para reemplazar al presidente del tribunal máximo como para rehacer el poder judicial según su perspectiva de expandir los poderes federales sobre los del estado”, escribió Amy McKeever en NatGeo.

Adams no se veía a sí mismo como un inminente pasado: “No encontraba razón por la cual debería dejar de ejercer los poderes del cargo solo porque pronto ya no los tendría”, explicó el historiador Richard Samuelson.

Así nominó a su secretario de Estado, John Marshall, quien fue confirmado en el tribunal superior por el mismo congreso que pasó la Ley Judicial de 1801 por la cual la Corte Suprema se redujo de seis a cinco jueces y se crearon 16 nuevos tribunales federales. El 24 de febrero, a días de dejar la Casa Blanca, Adams envió nominaciones también para esos cargos, algunas de las cuales llegó a confirmar su jornada final, el 3 de marzo.

“Los demócratas-republicanos, un partido político primitivo dirigido por el presidente electo Jefferson, estaban indignados”, siguió NatGeo. Denunciaron los actos de Adams y los federalistas como un esfuerzo partidario dirigido contra su gobernabilidad y rechazaron la ley antes de que pudiera entrar en vigor. “Los nombramientos de última hora de Adams se conocen como los ‘jueces de medianoche’ y un ejemplo destacado de sabotaje de un presidente saliente”, recordó McKeever.

James Buchanan asistió a la separación de los estados

Fue quizá la transición presidencial más relevante, más grave de la historia estadounidense.

Durante todo el gobierno de James Buchanan habían aumentado las tensiones entre los territorios esclavistas y la unión; luego de la elección del republicano abolicionista Abraham Lincoln, en 1860, los estados del sur comenzaron a discutir su secesión.

Aunque Buchanan se manifestó contra la separación en su discurso del Estado de la Unión, sostuvo también que la posibilidad de hacer algo estaba “más allá del poder de cualquier presidente” y responsabilizó a los estados del norte por promover el fin de la esclavitud en el sur. Tres semanas después, Carolina del Sur fue el primer estado en separarse.

Cuando las autoridades estatales pidieron que las fuerzas federales se retirasen de Fort Sumter, a comienzos de enero, Buchanan envió un buque con refuerzos; pero cuando el barco fue atacado solicitó al Congreso que decidiera la respuesta. “Y ninguna rama de gobierno actuó”, recordó National Geographic. Así en los días siguientes otros estados se separaron de la unión.

Cuando Lincoln asumió, el 4 de marzo de 1861, ya siete estados se preparaban a conformar, con los otros cuatro que se separarían, la confederación que inició la Guerra de Secesión.

Benjamin Harrison impulsó el pánico bancario de 1893

En noviembre de 1892 el republicano Benjamin Harrison perdió las elecciones ante el demócrata Grover Cleveland, a quien él, a su vez, había sacado de la Casa Blanca cuatro años antes. La rivalidad entre ellos llegó entonces a niveles estratosféricos; tan altos que, según la historiadora Heather Cox Richardson, “el gobierno de Harrison deliberadamente llevó al país a la ruina”, como consecuencia.

“Durante años los dos partidos políticos habían peleado por la economía”, detalló McKeever. “Los republicanos estaban a favor de aranceles que protegieran a las empresas estadounidenses de la competencia extranjera y habían aprobado medidas como la Ley Sherman de Compra de Plata, que exigió que el Departamento del Tesoro inflara el precio de la plata al comprar 4,5 millones de onzas al mes”.

Como parte de la expansión hacia el oeste el país se había llenado de pequeños emprendimientos mineros de plata y el valor del metal caía. Con la compra de casi 128.000 kilos se podría mejorar el precio y estimular el mercado interno. Pero como a cambio el gobierno daba billetes que se podían cambiar por oro o por plata, muchos inversores cambiaron plata por oro, lo cual causó la baja de las reservas y fue un factor central del pánico bancario de 1893.

Durante la transición —agregó Cox Richardson— los republicanos difundieron que el nuevo gobierno demócrata causaría una debacle económica y alentaron que la gente vendiera sus activos bursátiles. Así fue como 10 días antes de la asunción de Cleveland el mercado comenzó a desplomarse, y Harrison no tomó medidas: como consecuencia, Cleveland cargó con la depresión que siguió.

Herbert Hoover contra el New Deal de FDR

En 1932 la Gran Depresión continuaba golpeando al país cuando el republicano Herbert Hoover perdió la reelección a manos del demócrata Franklin Delano Roosevelt, quien había hecho su campaña alrededor de “un nuevo trato para el pueblo estadounidense”, la política del New Deal que implicó expandir el papel del gobierno federal para “distribuir la riqueza y los productos de manera más equitativa”, según había prometido.

Hoover creía que el New Deal amenazaba las libertades individuales, y trabajó para dificultar su concreción antes de que Roosevelt asumiera. “Hoover pasó los meses posteriores la elección tratando de convencer a Roosevelt de que abandonara el asunto y se comprometiera públicamente a equilibrar el presupuesto”, citó NatGeo al historiador Eric Rauchway. Incluso insistió en que co-crearan una comisión económica, que le permitiría seguir influyendo la política sobre la crisis una vez fuera del cargo, pero Roosevelt rechazó su propuesta.

La transición entre Hoover y FDR fue más breve que las anteriores: se pasó del 4 de marzo al 20 de enero precisamente en 1933. Eso ayudó a evitar roces, ya que los políticos no se llevaban bien tampoco en lo personal y las pocas reuniones que tuvieron fueron ocasión de controversia.

Jimmy Carter y la crisis de los rehenes en Irán

Como Trump, el demócrata Jimmy Carter tuvo un único mandato: perdió su reelección en noviembre de 1980 a manos del ex actor y ex gobernador de California Ronald Reagan. Si bien muchas razones contribuyeron a ese resultado, una se destacó en la historia: el fracaso del demócrata en la crisis de los rehenes en Irán, que había comenzado el 4 de noviembre de 1979 y no terminaría sino hasta el 20 de enero de 1981.

En octubre de 1979 el sha de Irán, Mohammad Reza Pahlevi, había viajado a los Estados Unidos para un tratamiento médico; el 1 de noviembre el ayatolá Ruhollah Jomeini, realizó la revolución islamista: acusó al sha de ser un gerente de Washington DC e impulsó la creación de una república teocrática.

Pocos días después unos 500 seguidores del religioso chiíta ingresaron a la embajada de los Estados Unidos en Teherán y tomaron 66 rehenes. Dijeron que sólo los cambiarían por la extradición del sha, a quien esperaría un juicio por “crímenes contra el pueblo iraní”. Carter rechazó la demanda; dado que la Unión Soviética había invadido Afganistán, el demócrata decidió que Estados Unidos haría un cuidadoso rescate de sus ciudadanos, únicamente. Pero dos intentos salieron mal.

Tras felicitar a Reagan por su triunfo, Carter dedicó la transición a terminar la crisis de los rehenes. NatGeo citó a la Asociación de Historiadores de la Casa Blanca: “Durante esas últimas semanas, el regreso de los rehenes fue casi una obsesión para él”. Poco antes de las elecciones, el sha había muerto e Irak había invadido Irán: dos factores que permitieron el avance de las negociaciones. Por fin el 18 de enero Irán accedió a liberar a los rehenes, pero por complicaciones financieras del acuerdo el acontecimiento se demoró hasta pasado el mediodía del 20 de enero, media hora después de la asunción de Reagan. Infobae.com

 

VALORA ESTE ARTICULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
( 1 votos, promedio: 5,00 de 5 )
Cargando...
- Publicidad-

LO QUE ES TENDENCIA

¿Por culpa del covid-19? Los desalojos a inquilinos podrían reactivarse en los Estados Unidos

El Nuevo Herald reseñó que el Departamento de Justicia dijo el sábado que apelará el fallo de un juez que consideró inconstitucional la suspensión...

6 menores de edad fueron víctimas de artefacto explosivo en Colombia

Con información de Infobae, durante la tarde del sábado 27 de febrero, seis menores de edad resultaron heridos tras la explosión de un artefacto...

¿iPhone 12? Esto podría venir incluido en la caja del teléfono de Apple

Así lo reseñó el Diario Versión Final, Apple no incluirá el cargador en la caja de los próximos iPhone 12, algo que podría ser...

Captaron en video la conmovedora propuesta de matrimonio de dos socorristas (Imágenes)

La piscina unió a esta pareja hace ya una década. Se conocieron entrenando en el agua, son expertos en Salvamento Marítimo. Por eso Javier...

El brutal triunfo del púgil «Canelo» Álvarez en tan solo tres rounds

Con información del Diario Primicia, Saúl “Canelo” Álvarez superó en toda la línea a Avni Yildirim y retuvo sus cetros mundiales de los supermedianos...
- Publicidad-

Artículos Relacionados

¿Por culpa del covid-19? Los desalojos a inquilinos podrían reactivarse en los Estados Unidos

El Nuevo Herald reseñó que el Departamento de Justicia dijo el sábado que apelará el fallo de un juez que consideró inconstitucional la suspensión...

El duro pronóstico del Bank of America: En pocos años China será más poderosa que EEUU

China puede duplicar su PIB para el 2035, dijo la economista Helen Qiao, del Bank of America Global Research, en declaraciones a la CNBC...

6 menores de edad fueron víctimas de artefacto explosivo en Colombia

Con información de Infobae, durante la tarde del sábado 27 de febrero, seis menores de edad resultaron heridos tras la explosión de un artefacto...

Colombia solidaria: inaugura centro de atención para migrantes venezolanos

El presidente de Colombia, Iván Duque, inauguró en el departamento selvático del Casanare un centro transitorio de atención para los migrantes venezolanos que huyen...