Evo Morales se victimiza tras su renuncia y asegura que seguirá en política

Foto: EFE

El expresidente de Bolivia, Evo Morales, aterrizó como asilado político en México y fue recibido por un grupo de manifestantes que se enfrentó con la Policía Federal a las afueras del Aeropuerto Internacional de Ciudad de México.

El ministro de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, recibió a Morales.

Foto: AFP

Un victimizado Evo habló por primera vez después de su renuncia a la presidencia de Bolivia.

El exmandatario tildó de «golpe de Estado» su salida del poder y se dijo víctima de agresiones por sus raíces étnicas.

Morales renunció al ejecutivo luego de 21 días de protestas por un fraude electoral en los comicios presidenciales. La denuncia fue realizada inicialmente por el opositor Carlos Mesa y fue ratificada por la Organización de Estados Americanos (OEA). Una Misión del ente regional exigió la repetición de las votaciones.

El apadrinado del régimen de Maduro denunció una «política de escarmiento» que implicó saqueos y destrozos en sus casas y en la de sus familiares.

Morales aterrizó junto con el exvicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, y afirmó que el gobierno mexicano le salvó la vida.

Ramos Allup: Ni el Psuv quiere ir a unas elecciones con el viejo CNE

«No nos alcanza ni para el relleno de una arepa»: testimonios de los docentes en Táchira