Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

La relación de Bill Gates con Jeffrey Epstein que molestó a Melinda y pudo resquebrajar su relación

El portal argentino Infobae reseñó que, Billel pasado lunes Bill Gates anunció en redes sociales el fin de su matrimonio con Melinda Gates, después de estar 27 años juntos. La noticia causó gran sorpresa, ya que para la opinión pública se mostraban como una pareja sólida: eventos benéficos aquí y allá, viajes por todo el mundo juntos. Sin embargo, la relación de los poderosos filántropos se comenzó resquebrajar años atrás, en parte por algunas de las amistades que el fundador de Microsoft tenía y que incomodaba a su entonces esposa.

Melinda conoció por primera vez a Jefrrey Epstein en la ciudad de Nueva York, su esposo los presentó. Desde el primer encuentro, ella sintió rechazo por el magnate financiero y abusador sexual de menores, quien se suicidó en la cárcel el 10 de agosto de 2019. Y se enfureció con su marido, desaprobaba esa amistad.

Ese encuentro con Epstein sucedió en una mansión en Manhattan en septiembre de 2013. En aquella ocasión Bill y Melinda habían recibido el Premio al Servicio Público Lasker-Bloomberg, que fue entregado en un elegante hotel de la Gran Manzana, informó The Daily Beast.

Al parecer, la amistad de Bill Gates con Jeffrey Epstein significó un quiebre en su relación con Melinda. Ella le comentó a amigos y personas cercanas lo incómoda que se sentía cerca al magnate neoyorquino, no quería que la relacionaran con él.

Para aquel entonces ya eran conocidas algunas de las historias de abuso sexual. El poderoso hombre de Wall Street había sido condenado en el 2008 por prostituir a menores. Por esta razón, la relación que tuvo Bill Gates con Jeffrey Epstein todavía acecha y atormenta a Melinda.

Aunque lo ha negado en repetidas ocasiones, el fundador de Microsoft al parecer mantuvo una relación estrecha con Epstein. Según el New York Times, los magnates mantuvieron numerosos encuentros desde el 2011. Boris Nikolic, un asesor de Bill Gates, estuvo involucrado en la ejecución del testamento del financiero neoyorquino. Y Melanie Walker, quien trabajó en la Fundación Gates, asesoró en temas de ciencia a Epstein.

En 2011, Gates asistió a una fiesta en la mansión de Epstein en Manhattan, así lo reveló el New York Times. Y en 2013 el fundador de Microsoft viajó en el avión privado del magnate neoyorquino de Nueva Jersey a Palm Beach, Florida. Ese mismo año los dos se habrían reencontrado en la ciudad de Nueva York.

“Me encontré con él. No mantuve ninguna relación comercial ni de amistad con él“, dijo Gates en septiembre de 2019. “No fui a Nuevo México ni a Florida ni a Palm Beach ni nada de eso. Había personas a su alrededor que decían: ‘Oye, si quieres recaudar dinero para la salud mundial y obtener más filantropía, él (Epstein) conoce a mucha gente rica”.

“Cada reunión en la que estaba con él habían otras personas. Nunca estuve en ninguna fiesta ni nada por el estilo. Nunca donó dinero a nada que yo sepa”, agregó Gates.

Una fuente cercana a los Gates confirmó que Melinda estaba furiosa con la relación. Y es que además de que ya eran públicas algunas de sus historias como depredador sexual, Epstein era una persona que en público se comportaba de manera desagradable, tenía malos modales y por eso mucha gente no quería estar a su lado, según informó The Daily Beast.

“Cuando se levantaba de la mesa durante la cena, no se disculpaba, te decía que tenía una llamada con un presidente de algún país”, dijo una fuente cercana a The Daily Beast.

Epstein también se jactaba de ser un asesor no oficial de Bill Gates, así lo afirma una investigación del New York Times que revela que el neoyorquino asesoró en asuntos fiscales al fundador de Microsoft.

Incluso hay correos electrónicos en los que Bill Gates cuenta al personal de su fundación sobre su amistad con Epstein: “Su estilo de vida es muy diferente y algo intrigante, aunque no funcionaría para mí”. Sin embargo, un vocero del fundador de Microsoft intentó aclarar el contenido del mensaje y dijo que “se estaba refiriendo solo a la inusual decoración” de la mansión de Epstein en Manhattan y “al hábito que tenía de traer amigos de forma espontanea, y sin previo aviso, para que conocieran al señor Gates”.

La relación entre ambos al parecer se quebró en 2014. Ese año, alentado por Epstein, Gates le donó 2 millones de dólares al Media Lab del Massachusetts Institute of Technology. Pero al finalizar el 2014 el financiero neoyorquino se quejó que Gates ya no la llamaba más.

Al final, no se sabe qué pasó entre Gates y Epstein, por qué la amistad o relación de negocios que tenían ambos terminó. Si Melinda —que recién lo conoció en 2013— tuvo algo que ver, tampoco se sabe. Lo que sí confirmaron varias fuentes a The Daily Beast es que la ahora ex esposa del fundador de Microsoft siempre despreció al magnate neoyorquino y depredador sexual.

Fuente: Infobae

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados