Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Lo acusaron de matar a su pareja embarazada y culpó a su hijo de 3 años

El portal Clarín cita que “Yo no fui, a la criatura se le escapó el disparo”, fue lo primero que dijo el acusado al verse acorralado. El chico apuntado tiene 3 años y, al igual que su hermana, se quedó sin su mamá y sin conocer al bebé que venía en camino. Daiana Gabriela Juárez (23), embarazada de dos meses, fue asesinada de un tiro en la cabeza en su casa de Tucumán.

Por el crimen detuvieron a la pareja de la víctima y padre de sus dos hijos. Braian Joel Ignacio (23) fue imputado formalmente este miércoles por el fiscal del caso, Carlos Sale, por los delitos de "homicidio agravado por el vínculo y femicidio".

Ocurrió en Banda del Río Salí, la misma cuidad del departamento de Cruz Alta que a mediados de febrero se vio conmocionada ante el hallazgo en el río del cuerpo de Brian Galván, un nene de 3 años que estuvo desaparecido cinco días.

Daiana Gabriela Juárez y Braian Joel Ignacio, acusado por femicidio. Fotos: Facebook

Ahora, el crimen de Gabriela -como la conocían sus familiares y amigos- también conmueve a los habitantes esa ciudad del Este de San Miguel de Tucumán y el fiscal

Sale pidió la prisión preventiva por seis meses para Ignacio porque considera que existen riesgos procesales de falta de arraigo y peligro de fuga del acusado. Pero el juez actuante se la otorgó sólo por 60 días.

El crimen

A Gabriela, que cursaba un embarazo de 2 meses y medio de gestación, la mataron el lunes. Le dieron un disparo en la cabeza con un pistolón.

Fue cerca de las 12.30, cuando vecinos del barrio 23 de Agosto escucharon el ruido de un tiro que provenía de su casa. Tras llamar a la Policía y, luego de que los familiares de la víctima apuntaran a Ignacio, comenzó la búsqueda del sospechoso.

De acuerdo a los que dijo el fiscal Sale durante la imputación, Ignacio "ejercía violencia de género sobre Juárez y, luego de una fuerte discusión, le habría efectuado un disparo en la zona del oído izquierdo", lo que le produjo la muerte. Luego huyó.

A las pocas horas, agentes de la División de Homicidios de la policía provincial encontraron al sospechoso y lo detuvieron. Fue entonces cuando culpó a su hijo.

De acuerdo con lo informado por los investigadores, Ignacio le dijo a la Policía que él no había sido quien disparó el arma, sino que "a la criatura se le escapó el disparo", por su hijo de 3 años.

Ante los dichos del detenido, el fiscal Sale pidió la intervención a la Defensoría de Menores, una pericia para hallar restos de pólvora en las manos y una cámara Gesell con los dos hijos de la pareja.

En este sentido, Sale destacó la importancia de "aguardar los resultados de las muestras tomadas a Ignacio y sus hijos, tendientes a establecer la presencia de restos de pólvora".

"Se trata de una medida clave para esclarecer las circunstancias de lo ocurrido", dijo el fiscal.

Segun Infoaguilares, la tía de Gabriela, Natalí Zelaya, dijo que el hijo de 3 años no tiene la fuerza necesaria para manipular el pistolón.

“Él fue el que vino y le disparó en la sien mientras estaba acostada. Los vecinos los escucharon pelear antes del crimen”, agregó la mujer, que no tiene dudas sobre la responsabilidad de Ignacio.

Según Zelaya, su sobrina era "sometida a golpizas" e Ignacio "solía pavonearse con las armas, las mismas con las que castigaba a Gabriela".

Fuente: Clarin.

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados