Los hombres necesitan ganar más que sus esposas para sentirse bien consigo mismos, según estudio

Los hombres necesitan ganar más que sus esposas para sentirse bien consigo mismo según estudio

El cambio va a ser lento, todo necesita tiempo, pero finalmente ocurrirá, de eso no hay dudas. Mientras un nuevo y enorme estudio encontró que la mayoría de los hombres todavía tiene "la necesidad de ser el sostén económico familiar".

El nuevo estudio, que fue realizado por la Universidad de la Ciudad de Londres, en Inglaterra, que los esposos se sienten infelices si sus esposas ganan más que ellos.

En tanto, reciben les aumenta el ego si logran una mejora en los ingresos que ensanche la brecha salarial con su esposa.

Sin embargo, parece ser "un fenómeno específico de los hombres", ya que las mujeres no experimentan la misma emoción competitiva si reciben el aumento salarial.

Las mujeres no experimentan lo mismo que los hombres si ganan más.

El estudio encontró que los maridos que ganaban menos que sus esposas tenían más probabilidades de reportar insatisfacción con la vida.

Los hombres que ganaban más o la misma cantidad que sus esposas eran más felices, informando niveles de insatisfacción con la vida más de un tercio más bajos que el otro grupo.

La coautora del estudio, Vanessa Gash, socióloga, cree que los resultados muestran que el ideal del sostén de familia masculino puede ser todavía "más grande de lo que creemos".

Lea también  Así luchó una mujer para salvar a su cachorro de ser asfixiado por una serpiente

En declaraciones a The Times, la Dra. Gash dijo: “Parece que los hombres necesitan ser los que más ganan en un matrimonio para sentirse bien consigo mismos".

"No hay un sentimiento equivalente para las mujeres, por lo que es un fenómeno específico de los hombres", añadió.

La investigación analizó datos del Estudio longitudinal de hogares del Reino Unido entre 2009 y 2017 para estudiar cómo la brecha salarial de las parejas afectaba el bienestar.

Un estudio anterior de la Dra. Gash descubrió que la brecha salarial de la pareja, la diferencia en los salarios entre las parejas que cohabitan, ha sido una tendencia constante desde mediados de la década de 1990.

Encontró que en las parejas heterosexuales de doble ingreso, la contribución de las mujeres a los ingresos laborales del hogar estaba entre el 35 y el 45%.

Sin embargo, aunque el número de mujeres que ganan más que sus maridos sigue siendo relativamente pequeño, está aumentando. Clarin.com - Home