Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Más controles fronterizos: Rápida deportación marca reforma del sistema migratorio de la UE

La Unión Europea anunció este miércoles el Nuevo Pacto por la Migración y el Asilo, una controvertida reforma migratoria. Esta medida distribuye las responsabilidades entre todos los estados miembros, pero también fortalece los controles fronterizos.

Ursula von der Leyen, presidente de la Comisión Europea, aseguró que la nueva reforma era un equilibro entre “justa y razonable”, “responsable y solidaria”. Esta medida se toma después de la enorme crisis migratoria de 2015, cuando millones de personas se agolparon a las puertas del viejo continente.

Según reseñó el portal Infobae este nuevo conjunto de medidas establece que los países que no quieran recibir a los demandantes de asilo deben asumir el reenvío de esas personas a sus países de origen. Asimismo, el plan también propone blindar judicialmente a las ONG que rescatan individuos en el mar.

Esta reforma ha sido una forma de sortear las exigencias de países como los del Grupo de Visegrado. Esta coalición, formada por Polonia, Hungría, República Checa y Eslovaquia mantuvo una persistente negativa de acoger a los solicitantes de asilo.

Reparto de responsabilidades en la Unión Europea

La nueva reforma revisa el principio por el que el país de llegada de un migrante tenía la responsabilidad de tratar las solicitudes de asilo. Este aspecto busca hacer frente al Convenio de Dublín, que ha dejado desbordados de migrantes a los países fronterizos, como Italia y Grecia, donde hay una acumulación de demandas de asilo.

Además, se señala un proceso para rechazar más rápidamente a los migrantes que no sean elegibles para el asilo. Según la Comisión, esto se trata de personas procedentes de países con una tasa de respuesta estadísticamente baja, como Túnez y Marruecos.

Todos los miembros están involucrados, dependiendo de su peso económico y su población, pero pueden elegir cómo afrontar la crisis. Por un parte, puede dar la bienvenida a los solicitantes, al igual que “patrocinar” el regreso de los migrantes a sus países o ayudar a construir centros de recepción.

La reforma recibió varias críticas como Marissa Ryan, de la organización humanitaria Oxfam, que aseveró que la reforma se inclinó por los países que quieren disminuir la protección en Europa. Además, el experto en legislación migratoria europea, Francois Gemenne, aseveró que el pacto era un “balance entre la xenofobia y la cobardía”.

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados