Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
Mas

    Planes de Trump y Biden para Venezuela, Argentina y el resto de América Latina tras elecciones (detalles)

    Fuente: Clarin.com - Home

    Juan Cruz fue director del Hemisferio Occidental del National Security Council, un asesor directo del presidente Donald Trump para América Latina, entre 2017 y 2019. Hoy miembro del Center for Strategic and International Studies (CSIS), un think tank de Washington, Cruz conversó con Clarín sobre las perspectivas para América Latina y Argentina si el republicano logra renovar su mandato en la Casa Blanca otros cuatro años.

    Dijo que la política sobre Venezuela podría incluir una intervención o más presión (no invasión) militar y afirmó: “Me gusta pensar qué Maduro tiene los días contados” en el poder. Sobre la relación con nuestro país señaló que “en Estados Unidos estamos convencidos de que hay que ayudar a la Argentina a recuperarse”, aunque cuando se le consultó sobre el vínculo entre la administración estadounidense y la de Alberto Fernández admitió que “ambos gobiernos sospechan uno del otro”.

    -¿Cree que el gobierno de Trump prestó suficiente atención a América Latina?

    -Creo que nunca estaremos contentos con la atención que se le presta a la región. Yo lo pondría de otra forma: el primer mandatario con el que Trump se reunió cuando llegó a la presidencia fue Pedro Pablo Kuczynski de Perú y en un momento había hablado con más de 12 mandatarios de la región. También designó al vicepresidente Mike Pence para que estuviera a la cabeza de las relaciones, como hizo Barack Obama al designar a Joe Biden. Hubiéramos querido más atención, que viajara más a la región, pero diría que al menos los temas que él toca son serios, son genuinos y está comprometido.

    -¿Cuáles son esos temas?

    -Por ejemplo, el combate al narcotráfico. Hay temas a los que los presidentes deben prestar especial atención porque se los exige el pueblo, se lo exigen las condiciones y los asesores, pero este es un tema que el presidente comenzó a tratar desde su genuino punto de vista. El piensa que es un mal y que es mejor para Estados Unidos y la región combatir el narcotráfico.

    Lo ha hecho de una forma diferente a otros mandatarios. Le puso una excesiva atención a uno o dos países productores, pero no significa que no sea un tema de gran empuje para él y tiene repercusiones con otros temas como la muralla que tanto molesta. Uno puede estar a favor o puede estar en contra, pero es algo que él cree que es de beneficio para los Estados Unidos y en cierta forma da mayores atenciones a los problemas que engendra ese movimiento migratorio no solamente de Centroamérica pero también de México.

    -Precisamente el tema del muro ha tenido grandes críticas sobre todo por el tema de las deportaciones y también por la separación de las familias ¿Usted qué cree?

    -Comprendo enteramente las críticas. Personalmente creo que se han cometido errores y eso muchas veces sucede cuando uno está comenzando una política nueva y hay mucha incertidumbre.

    -Por primera vez hay un estadounidense y un hombre de Trump en la presidencia del BID, Mauricio Claver Carone. ¿Este hecho puede influir en la política de los Estados Unidos hacia América Latina?

    -Creo que es una victoria de la administración de Trump en el campo de los multilaterales, donde ha logrado por primera vez la designación de un estadounidense en un puesto como ese. Si esto es parte de la política de esta administración de enfrentarse a la influencia china en la región yo creo que es interesante. Es importante que cualquier persona que sea presidente del banco sea exitosa, porque si es exitoso el banco, somos exitosos todos.

    Donald Trump tenía una buena relación con Mauricio Macri, señala Juan Cruz. Pero el vínculo bilateral se mantiene pese al cambio de gobierno en la Argentina.

    -¿Cómo imagina un posible segundo mandato de Trump para la región? ¿Habrá cambios, va a profundizar algunos ejes o seguirá de forma parecida?

    -Trabajé con el presidente y sé que es una persona que no se da por vencida ni tampoco se deja influenciar demasiado cuando ha tomado una decisión. Yo creo que habrá aún más énfasis sobre ciertos temas por ejemplo el muro, migraciones y las drogas. En otras áreas yo creo que sería muy interesante ver cómo se desarrolla la política. Podría haber cambios o no como en el caso de Venezuela. Este es un buen ejemplo porque mucha gente ha dicho que “el presidente ha perdido el interés en el tema Venezuela”. Lo que no han comprendido es que el presidente nunca pierde el interés. Su forma de manejar las cosas es como un vaivén.

    A veces deja de tocar un tema, pero luego lo retoca con mayor énfasis y determinación y algunas veces con perspectivas más interesantes. La gente malinterpreta su interés de mantener una conversación con Nicolás Maduro y eso no es que esté suavizando su posición, sino que pone énfasis a sus propias habilidades como negociador muy exitoso en el pasado y sabe que algunas veces su talento en ese campo puede establecer nuevos entendimientos. Es el mismo concepto en el pasado cuando se ha ofrecido a negociar con los talibanes, con el régimen en Irán o con Kim Jong Un en Corea del Norte.

    -Trump quería resolver la crisis en Venezuela y que Maduro se fuera del poder, pero nada de eso sucedió. ¿En qué cree que fracasó?

    -Yo diría lo opuesto, es un logro a pesar de que todavía el régimen está ahí, atrincherado. Tenemos una situación que ha cambiado muchísimo en el mundo entero. Le hemos puesto una luz a todo ese alboroto que es Venezuela, con la corrupción, los crímenes y la democracia destruida. No lo veo como un fracaso porque cuando llegó la administración de Trump llevamos 18 años de una política fallida hacia ese país, por parte de Estados Unidos y la región. Entonces no esperamos que se arregle en cuatro años. Tomar un camino donde toda la región estaba más o menos en la misma posición y movimos eso lentamente a una dirección enteramente diferente. Para mí eso ha sido un éxito y me gusta pensar que Maduro tiene los días contados.

    -¿Ve factible una reunión de Trump con Maduro?

    -Maduro y el régimen han sido muy hábiles en tomar las charlas y negociaciones simplemente como un instrumento para perpetuarse en el poder y abusar de ello. No hay mucha confianza en que sentándose con el régimen lleguemos a algo. El régimen tendrá que tomar algunas medidas para crear confianza en la región de que esta vez sí va a hablar en serio. Yo estoy a favor de las negociaciones, aquí habrá que negociar algo con alguien en algún momento.

    -Algunos países en la región tendrán que determinar si van a ser garantes o si van a representar un lado o el otro. Para que Estados Unidos se sentara a hablar con una persona ésta tendría que mostrar mayor seriedad. En ese sentido creo que existe la posibilidad de una segunda administración de Trump e incluso una primera de Biden de entablar una conversación con el régimen de una forma más constructiva. De otra forma creo que las cosas se pueden poner peor.

    Estados Unidos ha logrado a través de sus intervenciones en Afganistán e Irak y en otros lugares pulir herramientas más sutiles y efectivas que pudieran ser utilizadas en Venezuela en el futuro de hacerse necesario·", dijo Juan Cruz, exasesor de Donald Trump

    -¿Descarta cualquier idea de intervención en un segundo mandato de Trump?

    -Personalmente soy de los que no descarto. Esto que vemos hoy en día en el sur del Caribe, donde tenemos buques navales de Estados Unidos y de sus aliados, y también aeronaves volando en aguas y espacio aéreo internacional, es una acción militar. Eso es meter presión.

    -La gente ve una intervención como una invasión. Yo creo que el mundo es mucho más sutil hoy en día, se ejerce presión militar de otra forma. También, si fuéramos a pensar en los términos más extremos, Estados Unidos ha logrado a través de sus intervenciones en Afganistán e Irak y en otros lugares pulir herramientas más sutiles y efectivas que pudieran ser utilizadas en Venezuela en el futuro de hacerse necesario.

    -¿Entonces no descarta totalmente una invasión?

    -Yo sí. Creo que eso es antiquísimo e innecesario. El pueblo estadounidense no lo aceptaría y el pueblo latinoamericano menos.

    -En el primer mandato Trump volvió a congelar las relaciones con Cuba. ¿Cómo sería un segundo término?

    -El tema de Cuba para Estados Unidos es un problema doméstico y electoral y un problema internacional. Esto fue una promesa que Trump hizo durante la primera campaña y creo que no se va a alejar de esa posición.

    -¿La relación de Trump con la Argentina cambió con la salida de Mauricio Macri y la llegada de Alberto Fernández?

    -Nadie puede negar que el presidente Trump tenía una relación personal con Macri y con su padre. No podemos menospreciar lo que significa una relación personal en política internacional. Sin embargo, Estados Unidos reconoce el papel de Argentina y ha dado su respaldo en el ámbito de préstamos y la ayuda internacional. Estamos convencidos en Estados Unidos de que hay que ayudar a Argentina a recuperarse y por ahí yo creo que comienzan las mejores relaciones. Desde una posición muy personal digo que tenemos que admitir que, a puertas cerradas, detrás de las cortinas, ambos gobiernos sospechan uno del otro.

    “Estados Unidos reconoce el papel de Argentina y ha dado su respaldo en el ámbito de préstamos y la ayuda internacional. Pero a puertas cerradas, ambos gobiernos sospechan uno del otro”,

    -¿En qué sentido?

    -Creo que ideológicamente en el pasado, antes de la presidencia de Macri, tuvimos unas relaciones que no fueron tan buenas, que no fueron las que podrían haber sido. Yo me alegro muchísimo de que se hayan reparado, pero siento que hay sospechas de ambos lados y sobre esas sospechas tenemos que trabajar mucho. Tanto un gobierno de Trump como de Biden deben buscar mejorar relaciones, buscar la forma de trabajar mancomunadamente para la región.

    -¿Cómo cree que será la política hacia la Argentina en un eventual segundo mandato de Trump?

    -Necesitamos, entre otras cosas, asesores para Latinoamérica que sean más influyentes. Si hay un segundo mandato mi opinión es que vamos a ver cambios en el Consejo de Seguridad Nacional, en Defensa, en el Departamento de Estado y en aquellas agencias y departamentos fundamentales para trazar un proyecto con un país como Argentina y necesitamos gente más comprometida y que entiendan un poco más el beneficio. El sentimiento existe, pero lo que necesitamos es un acompañamiento de alguien que realmente quiera tomar los riesgos. Los dos países tenemos mucho en común y hay espacio para trabajar en varias áreas.

    -¿Por ejemplo?

    Un campo es la modernización de las fuerzas armadas. Yo creo que, si Argentina estuviera dispuesta, Estados Unidos prestaría ayuda en esa área. No en términos ideológicos sino en temas de capacitación y en apoyo de la compra de armamentos.

    “El acompañamiento de Estados Unidos ha sido por una Argentina con una economía saludable y en beneficio de todos”.

    -¿Hay preocupación por la influencia de China en nuestro país?

    -Nosotros vemos un movimiento con intenciones malignas de China. Muchas veces la gente lo ve como una caricatura o una exageración de los Estados Unidos, pero simplemente tenemos que ver las acciones de China alrededor del mundo, el ultraje a nuestros recursos marítimos. Sé que en Argentina, Chile, Perú, Brasil y México están preocupados por flotas chinas que pescan ilegalmente o abusan en la forma de pescar. Nadie está en contra de que una compañía china o el gobierno chino ganen licitaciones con reglas equitativas y construyan. Si Argentina está necesitada de una infraestructura y los chinos justamente ganan eso y construyen ¿quién puede estar en contra de eso? Estamos hablando de un comportamiento ajeno a eso. Un comportamiento abusivo y que no es equitativo.

    -¿Un segundo gobierno de Trump apoyaría a la Argentina ante el FMI por la renegociación de la deuda?

    -Es delicado y yo creo que Estados Unidos ya está comprometido. Es complicado, pero hay un dicho que sostiene que uno no cambia de caballo en medio del río. El tema aquí es que Estados Unidos cree en Argentina y si tuviera que cambiar de opinión sería con mucho dolor. Aquí el acompañamiento de Estados Unidos ha sido por una Argentina con una economía saludable y en beneficio de todos.

    -¿A la Argentina quién le conviene que gane Trump o Biden?

    -Yo diría que ganando cualquiera de los dos Argentina se beneficia. No hay nadie que esté en contra de esos intereses. Hay gente muy experimentada del equipo de Biden que estaría muy dispuestos y predispuestos a buscar otros campos de oportunidades. Ellos tienen su programa y la administración de Trump el suyo y eso no necesariamente significa que discrepan. Yo creo que lo bonito de todo esto es que nadie está en contra. Yo la desafío a que encuentre alguien en Estados Unidos que hable mal de Argentina: no existe.

    Lea también  Gobierno de Colombia mantendrá cerrada la frontera con Venezuela hasta enero de 2021

    -¿Pero usted duda de que Trump vaya a ser mejor para la Argentina que Biden?

    -Algunas veces las mejores intenciones no rinden los resultados necesarios. Por ejemplo, con el gobierno de Macri, cuando había todo tipo de disponibilidad y de decisión de ambos presidentes, a mi juicio no pudieron entre los dos países crear las condiciones que ellos hubieran querido. No basta solamente con intenciones y deseos. Nunca llegamos a completar lo que verdaderamente se pudo haber hecho entre esas dos administraciones.

    Arturo Valenzuela: “La relación con el kirchnerismo puede ser pragmática y también puede haber roces”

    Arturo Valenzuela es una figura muy conocida en nuestra región. Fue Asesor especial para América Latina del National Security Council durante el gobierno de Bill Clinton y luego fue nominado por el presidente Barack Obama como subsecretario del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, donde trabajó con el vice Joe Biden en la región. También fue su asesor en el área cuando el hoy candidato era senador.

    Profesor emérito de Ciencias Políticas de la Universidad de Georgetown, Valenzuela ahora colabora con la campaña del demócrata en temas de América latina. En una entrevista con Clarín, dijo que Biden “conoce y dará bastante importancia” a la región y anticipa que puede “haber problemas” con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que ahora preside el trumpista Mauricio Claver Carone. Agregó que la relación de un gobierno del demócrata con el kirchnerismo “puede ser pragmática y también puede haber roces”.

    Lea también  Ofrecen pistas del caso de los 5 adolescentes que fueron perseguidos, encerrados y aniquilados vilmente

    Sin embargo, señala que tiene “más esperanza ahora de que haya un mayor pragmatismo en la Argentina que pueda permitir una relación más normal y no contestataria”.

    El ex presidente argentino Mauricio Macri y su esposa Juliana recibieron en Buenos Aires al entonces jefe de la Casa Blanca Barack Obama y Michelle, en marzo de 2016. Foto: AFP

    -¿Cree que el gobierno de Barack Obama y Joe Biden dio suficiente atención a América Latina? ¿Fue una región importante para la administración demócrata?

    -Cuándo era subsecretario, Hillary Clinton se preocupó bastante por América Latina y viajé muchas veces con ella a la región. Eso cambia un poco en el segundo gobierno del presidente Obama porque cuando llega el ex senador Kerry como secretario de Estado había una preocupación muy grande de terminar con algunos temas dificilísimos como la desnuclearización de Irán. Entonces Obama le pide al vicepresidente Joe Biden que se haga cargo de América Latina.

    -Cuando dejé el gobierno del presidente Bill Clinton, también colaboré con el senador Biden, que en ese momento era el presidente de relaciones de la cámara. El me pidió que lo asesorara en términos generales de América Latina, así que él conoce la región y creo que le va a dar bastante importancia a esa relación.

    -¿Cómo sería un gobierno de Biden para América latina? ¿Habrá cambios con respecto al gobierno de Trump?

    -Tenemos la guerra de Afganistán, lo que está pasando en Oriente Medio que es muy grave y sin duda que el gran desafío para todos es el tema de la pandemia y si efectivamente vamos a tener una recuperación económica importante después. Biden estará a favor de fortalecer las relaciones con los otros países del mundo y el multilateralismo que Trump ha dejado en el tintero. Instituciones internacionales como Naciones Unidas, la Organización Mundial de Comercio, la Organización Mundial de la Salud, etc.

    -En relación con América Latina hay que ir viendo cómo fortalecer los esfuerzos multilaterales en la región. Habrá algunos problemas con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), donde los países de la región apoyaron por primera vez en la historia la elección de un candidato de Trump. Eso va a ser muy difícil si hay un Senado demócrata y un gobierno demócrata para manejar esa relación con una persona que tiene un mandato de cinco años.

    “Joe Biden conoce la región (América latina) y creo que le va a dar bastante importancia a esa relación”, dijo Arturo Valenzuela, exasesor de los gobiernos demócratas.

    -¿Cree que le va a ser más difícil al BID y a su presidente, Mauricio Claver Carone, negociar o trabajar con una administración demócrata?

    -El problema es que Claver Carone ha estado obsesionado con Cuba y Venezuela y con una posición muy dura en relación a esos temas. Con su ambición personal, hasta cierto punto le ha quitado al BID la oportunidad de que siguiera como una institución liderada por latinoamericanos con apoyo fuerte de Estados Unidos pero también de otros países como los europeos y otros. Esto es algo que se va a tener que definir si gana Biden. También si tenemos un Senado demócrata, porque dejó una trayectoria muy penosa este señor.

    -¿Puede por ejemplo dificultarse la aprobación de una recapitalización del BID?

    -Podría ser, depende si está dispuesto a cambiar un poco su actitud y sus relaciones con el nuevo gobierno. Hemos escuchado a Biden decir que lo que hay que hacer es recuperar la posibilidad de tener argumentos con el opositor y clasificar las cosas y llegar a algún tipo de consensos.

    -¿Cómo encararía Biden la crisis en Venezuela?

    -La situación en Venezuela es catastrófica. Tiene una caída tan catastrófica y no solo desde el punto de vista económico sino también a nivel político. Cualquier salida para Venezuela, particularmente con los problemas que están ocurriendo con la industria del petróleo a nivel internacional y siendo un país que ha dependido demasiado de un solo producto, va a ser muy difícil.

    -Obviamente que es importante pero creo que, a diferencia de este gobierno, que sólo se obsesionó con el asunto pero no logró ninguna salida efectiva, va a ser un tema importante pero que se tiene que encarar con un trabajo conjunto y no solamente con los países latinoamericanos sino con países europeos. Volver a los esfuerzos y tratar de fortalecer el multilateralismo con relación a la solución de los problemas del mundo.

    “La situación en Venezuela es catastrófica, y no solo desde el punto de vista económico sino también a nivel político. Cualquier salida para Venezuela va a ser muy difícil”.

    -Uno de los temas que preocupa a la región es una posible intervención militar de Estados Unidos en Venezuela ¿Un gobierno de Biden estaría dispuesto?

    -Este fue parte de uno de los problemas del gobierno de Trump, desde que empezó a amenazar con ese tipo de cosas. Esa amenaza por parte de Estados Unidos probablemente ayudó a lo contrario, sembró muchas dudas sobre la conveniencia de una intervención unilateral por parte de Estados Unidos, que es algo que precede a la guerra fría.

    -¿Cómo sería la política de Biden respecto de Cuba? ¿Se volvería al acercamiento de la era Obama?

    -Aclaremos algo muy importante. La política del presidente Obama no era una política de acercamiento con el gobierno de Cuba, era una política que trataba efectivamente de cómo acercar a Estados Unidos al mundo y más bien a la ciudadanía de Cuba. Cómo tratar de incentivar una situación en donde la ciudadanía podría recobrar por primera vez en muchísimo tiempo una cierta autonomía del gobierno. A partir de eso, ir fortaleciendo las bases para una transición.

    -Pero hubo una visita formal de Obama a la isla y una reunión con Raúl Castro. Hubo un acercamiento oficial, no solo de pueblos.

    -Obviamente que se estaba buscando un cierto entendimiento para que esto ocurriera. Yo le puedo decir, sin entrar en ningún detalle individual, que francamente los más complicados en llevar cualquier tipo de normalización con Cuba no son solamente los duros de Miami sino también los duros de La Habana, así que lo que tratamos de hacer en ese momento se vino abajo porque no hubo voluntad por parte de Cuba de permitir ese tipo de cosas.

    -¿Qué es lo que haría Biden?

    -Habría que avanzar con cuidado y con cierta paciencia, pero no nos olvidemos que una parte importante del exilio cubano, especialmente la gente de los últimos tiempos y no el exilio original, estuvo más bien a favor de una política orientada a tratar de fortalecer la relación entre los pueblos. Los parientes que podían viajar a Cuba y ese tipo de cosas. Hay que empezar a construir una especie de autonomía de la sociedad civil en Cuba del dominio de lo que es uno de los últimos gobiernos totalitarios del mundo. Con Biden se buscaría tratar de construir relaciones más directamente con la población. Hoy en día, después del colapso de Venezuela y cuando ya no hay subsidios de Caracas para Cuba, la economía cubana está en una situación muy desastrosa.

    -¿La influencia china en le región es un tema que preocupa a Biden?

    -Lo que preocupa efectivamente, y Estados Unidos se ha retirado de esto, es establecer reglas claras en materia internacional para muchas cosas, tanto para el comercio internacional, la salud, las soluciones de las crisis, las situaciones de desgracia humana. En ese sentido se buscaría tratar de fortalecer con la misma idea que planteó Obama con el TPP (el Tratado del Pacífico), en el cual varios países latinoamericanos estaban involucrados.

    -Cuando llega el presidente Trump y se retira del TPP, muchos de mis colegas en América Latina me dijeron cómo hace falta Estados Unidos ahora para lidiar con China con una óptica geoestratégica y no solamente comercial. Lo que se busca es que China respete las normativas internacionales en la protección de patentes, propiedad intelectual. Eso se logra fortaleciendo un proyecto multilateral.

    -Cuando era funcionario de Obama a usted le tocó lidiar con el episodio del alicate, la incautación de material militar de un vuelo estadounidense en Argentina, que generó fuertes roces con el gobierno de Cristina Kirchner. Si Biden gana, ¿cómo cree que será la relación con el kirchnerismo?

    -Puede ser pragmática y también puede haber roces, pero no puede haber una especie de ultra antiamericanismo con cantidades de mitos detrás. El gobierno de Obama no tenía ninguna intención nefasta con América Latina sino todo lo contrario. Me tocó a mí en el primer gobierno del presidente Obama tratar muy directamente con ese problema del vuelo. Buscamos salir con una política mucho más sensata y coherente. Yo francamente tengo más esperanza ahora de que haya un mayor pragmatismo en la Argentina que pueda permitir una relación más normal y no contestataria.

    “Tengo más esperanza ahora de que haya un mayor pragmatismo en la Argentina que pueda permitir una relación más normal y no contestataria”.

    -Hay empresas estadounidenses que se están yendo del país por la pandemia y por la crisis en general ¿Una relación más pragmática podría alentar inversiones?

    -Creo que sí, pero tampoco caigamos en el mito que lo que está haciendo Estados Unidos es necesariamente una campaña anti China en América Latina. Si China quiere comprar productos latinoamericanos eso le conviene también a Estados Unidos porque le permite a América Latina comprar productos con valor agregado que vendía Estados Unidos, como tecnología de avanzada.

    -Lo que se busca es tratar de normalizar las relaciones para poder asegurarnos de que el mundo sea mejor para todos. Lo peor probablemente del presidente Trump es esta noción autárquica de que si nos va bien a nosotros no importa lo que pase con el resto. El mundo no funciona así porque el comercio internacional nos beneficia a todos.

    -¿Un gobierno de Biden apoyaría a la Argentina con el FMI en el tema de la renegociación de la deuda?

    -Sí, claro. Creo que el drama que vamos a tener todos es que Estados Unidos tiene el déficit más grave que haya tenido en su historia, desde principios del siglo XX, desde la gran depresión de los años 30. La catástrofe económica internacional de la pandemia, pero también del colapso del sistema internacional de la que Estados Unidos fue uno de los arquitectos claves, ha sido bastante difícil.

    -No hay que tener muchas ilusiones, sino que hay que tratar de ir reconstruyendo lo que se puede reconstruir en beneficio de todos. El problema que tienen ahora muchos países de América Latina es que la clase media está frustrada, pero lo bueno es que hay más material para construir algo mejor.

    -¿A la Argentina le conviene que gane Trump o Biden?

    -Creo que la contribución de este gobierno es el colapso de lo que se había logrado por mucho tiempo. Si uno quiere el legado internacional que dejó Trump para la humanidad con la falta de manejo, especialmente en este país, de la pandemia, obviamente uno tendría que quedarse con esa opción. La catástrofe que ha sido este gobierno ha sido tan enorme que lo que tendríamos que buscar es una alternativa y la única alternativa en este momento es el gobierno de Biden.

    -¿Y a la Argentina también le convendría Biden? ¿Por qué?

    -Pero por supuesto que sí. Porque vamos a ir normalizando las relaciones en el mundo y con un trato más digno para todos.

    VALORA ESTE ARTICULO
    1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
    ( 0 votos, promedio: 0,00 de 5 )
    Cargando…
    - Publicidad-

    LO QUE ES TENDENCIA

    Hombre se provechaba de su sobrina de 8 años tomándole fotos y videos sexuales para venderlos

    Notitarde informa que el cuerpo el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc), subdelegación Valles del Tuy, detuvo a un sujeto por el...

    Neymar y Messi se juntarán de nuevo: "Seguro que el próximo año tenemos que hacerlo" (video)

    Notitarde recogió este miércoles las declaraciones explosivas de Neymar: «Lo que más quiero es volver a jugar con Messi», expresó el deportista en Manchester...

    Así Marjorie De Sousa asomó la posibilidad de una nueva relación

    El portal La Sopa informa que la actriz y a veces cantante Marjorie de Sousa fue entrevista en el programa El Gordo y La...

    Kimberly Loaiza y Juan de Dios por fin confirmaron su segundo embarazo

    El portal La Sopa informa que muchos rumores corrían alrededor Kimberly Loaiza y Juan de Dios Pantoja que afirmaban que estaban esperando a su...

    Hombre recibió un bombonazo cuando intentó robar un camión de gas (video)

    Un robo frustrado quedó grabado al sur de Cartagena, Colombia, y el video, llamado El Bombonazo, se ha hecho viral.Medios de ese país señalan...
    - Publicidad-

    Artículos Relacionados

    Hombre recibió un bombonazo cuando intentó robar un camión de gas (video)

    Un robo frustrado quedó grabado al sur de Cartagena, Colombia, y el video, llamado El Bombonazo, se ha hecho viral.Medios de ese país señalan...

    “Vemos una creciente influencia iraní allí”: EE.UU. alertó sobre envío de armas a Venezuela

    El almirante Craig Faller, jefe del Comando Sur de Estados Unidos, se pronunció este miércoles sobre la influencia iraní en Venezuela. En tal sentido,...

    Investigan en Georgia a grupo de votantes que apoyó a Biden por registrar electores “no elegibles o fallecidos”

    La Secretaria de Estado de Georgia, Estados Unidos, inició una investigación al grupo de votantes The New Georgia Project. Las averiguaciones se dan por...

    "Estaba abandonado": hermanas de Maradona acusaron a sus hijas de no cuidarlo

    El portal La Sopa informa que como hemos dicho antes, todo lo relacionado con la muerte de Maradona apenas está comenzando. Tan solo han...