¡Realidad o coincidencia! Conozca por qué relacionan a Pablo Escobar y Rafael Orozco

La televisión colombiana está retrasmitiendo la novela "El ídolo" centrada en la vida de Rafael Orozco, antiguo integrante del grupo de vallenato Binomio de Oro. El regreso de la historia ha generado nuevas interrogantes sobre la muerte del cantante y el posible papel que jugó Pablo Escobar, recordado narcotraficante colombiano.

Rafael Orozco Maestre fue asesinado el 11 de junio de 1992, en la puerta de su casa, ubicada en Barranquilla, Colombia. El fallecido cantante colombiano recibió un total de nueve balazos que le ocasionó la muerte en el acto.

Sobre su crimen, aún existen muchas dudas y preguntas, tras años de haberse determinado las razones y los principales responsables. 

Sin embargo, hay quienes vinculan los sucesos con el jefe del Cartel de Medellín, ya que según las fue Pablo Escobar quien habría dado la orden de asesinar a los responsables de la muerte de Orozco.

¿Por qué relacionan a Pablo Escobar y Rafael Orozco?

Extraoficialmente se conoció que el responsable de la muerte de "El Ídolo" fue Sergio Adolfo Gonzáles Torres, conocido como "Tato", por órdenes de José Reinaldo Fiallo Jácome, "El Nano", por problemas pasionales. Meses después, ambos hombres aparecieron muertos en los terrenos de Pablo Escobar. 

¿Realidad o coincidencia? Es la pregunta que parece no tener respuesta después de tantos años pero que también relaciona a un grupo de narcos señalados de controlar el tráfico de drogas del Caribe y quienes habrían traicionado a Escobar al aliarse con sus enemigos.

¿Quién era José "El Nano" Fiallo? 

José Reinaldo Fiallo Jácome era un cartagenero a quien también se le adjudicó la muerte de un joven de Cartagena. El hombre habría pagado cárcel en Venezuela por tráfico de drogas al ser sorprendido con tres kilos y 200 gramos de cocaína por la PTJ, hoy conocidos como el CICPC.

En aquella época la prensa venezolana le dio la nacionalidad del país, ya que tenía doble identidad. Según información citada por Panorama, Fiallo nació en Tucupido, estado Guárico. El hombre poseía cédula venezolana y residía en el estado Sucre, con su esposa.

Lea también  Mensajes por debajo de la puerta: por esta señal pudieron rescatar a mujer agredida por su novio

Después de salir de la cárcel, emprendió rumbo a Colombia donde se erradicó definitivamente.

Fiallo fue encontrado muerto meses después del fallecimiento de Rafael Orozco, junto a alias "Tato", sus muertes aún siguen siendo un misterio para las autoridades. Junto a los cuerpos de ambos hombres se encontró una pistola del Ejército. Dos balas de esta arma fueron encontradas en el cadáver del cantante colombiano durante la autopsia. 

¿Cuáles fueron los verdaderos motivos del crimen? 

La noche de 11 de junio de 1992 Rafael Orozco estaba junto a su esposa Clara Cabello en su residencia en Barranquilla, cerca de las nueve de la noche alguien tocó a la puerta, por lo que Orozco se dirigió a ver quién era.

En la entrada estaban dos músicos de la agrupación de Diomedes Díaz, otro cantante colombiano, quienes llegaron para solicitar a Orozco instrumentos prestados. El vallenatero les pidió atenderlos fuera del hogar, puesto que dentro su familia estaba celebrando y no quería interrumpirlos. Mientras los tres hombres conversaban un desconocido llegó y le disparó diez veces, solo una no llegó a su humanidad.

Las versiones oficiales dicen que el móvil del crimen fue un lío de faldas. Medios de comunicación comenzaron a especular que el cantante le quitó la novia a Fiallo, quien ordenó acabar con la vida del cantante.

La justicia colombiana vio contundentes las pruebas y cerró el caso en 1994. 

Sin embargo, un exintegrante del Cartel de la Costa vinculó a Orozco con la organización y afirmó que el verdadero motivo de su muerte fue un ajuste de cuentas.

Era uno de los mejores lavadores de dólares, pues utilizaba sus presentaciones en el exterior para meter verdes a la lata al país (…) Cada vez que salía del país, especialmente a Estados Unidos se llevaba su colección de acordeones. Eran 12 en total. Allá los desarmaba y los rellenaba de dólares que luego entraba al país sin ningún misterio, pues era un ídolo y nadie lo molestaba, afirmó el sicario en una entrevista en 1993 para Semana.

Con información de Infobae