¡Resteado! “No le tengo miedo a la muerte”, afirmó Lenin Moreno

moreno

En medio de la tensión en Ecuador causada por la subida del combustible, el presidente Lenin Moreno afirmó este jueves que no tenía temor a ser derrocado ni mucho menos a la muerte.

"No he pensado en renunciar. No tengo temor con ser derrocado. Yo miedo a la muerte no le tengo", aseguró Moreno en una entrevista para NTN24.

Señaló que ese país se encontraba en un proceso de desestabilización. "Yo puede irme mañana y no me despeino pero con principios no se claudican", dijo.

Moreno también responsabilizó al expresidente Rafael Correa de intentar desestabilizar la democracia y de recibir directrices directas del régimen de Nicolás Maduro para iniciar los actos violentos.

Informó que líderes correista le pagaban al grupo pandillero "Latin King" para que participaran en las protestas. "Un mérito que tienen los hermanos indígenas, es haber detectado la presencia de un grupo pandillera y de los correistas", indicó.

No descartó la presencia de miembros del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en las manifestaciones, pero hasta los momentos, no tienen pruebas. "No se asombre que hay gente en las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) en las protestas y ninguna duda que hay venezolanos", acusó.

Asimismo, Moreno negó que su Gobierno haya detenido a trabajadores de la prensa y rechazó el comportamiento violento de algunos manifestantes. "Así no se puede vivir en paz, así no se puede dialogar", expresó.

Por otro lado, reiteró que las medidas ya tomadas no se iban a discutir, pero manifestó que se podían dialogar los recursos.

"He recibido la llamada gentil de autoridades nacionales e internacionales que quieren el diálogo, pero para el diálogo antes tienes que haber paz", aseveró Moreno.

Las protestas estallaron por la reforma económica anunciada por Moreno el pasado 1 de octubre, fruto del acuerdo alcanzado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para conseguir una inyección de 4.200 millones de dólares para el país.

Entre las nuevas medidas decretadas por Moreno, se encuentra eliminar el subsidio a la gasolina, por lo que se dispararon los precios en el surtidor. Esto despertó la ira de distintos grupos de manifestantes y desembocó en un pedido de adelantar las elecciones.

Después de dos días de enfrentamientos entre policías y militares, Moreno declaró al país en estado de excepción, que en un principio debía estar vigente 60 días pero que el Tribunal Constitucional redujo a 30.

Los manifestantes han exigido como requisito para sentarse a la mesa de negociaciones que el Gobierno recupere las ayudas públicas a la gasolina y al diésel.

Vasco Da Costa se encuentra grave de salud tras ser mordido por una rata

La supuesta maldición que persigue a los actores que interpretan al Joker

La supuesta maldición que persigue a los actores que interpretan al Joker