Senado de EEUU toma receso de 2 semanas tras positivo de 3 de sus miembros por COVID-19

Cortesía

La cámara alta del Congreso de EEUU anunció un receso de dos semanas, tras haber arrojado positivo por COVID-19 tres de sus miembros, según reportó el medio The Hill.

Tras el positivo del presidente Trump, varios senadores republicanos se sometieron a las pruebas correspondiente para descartar haberse infectado con el virus.

La decisión fue anunciada por el presidente de la cámara, el senador Mitch McConnell; siendo la primera vez que el líder republicano ha decidido mantener a los senadores en receso fuera de la ciudad; desde que volvieron a reunirse a principios de mayo después de una pausa por la llegada del virus.

Aunque el Senado estará fuera de la ciudad hasta el 19 de octubre, todavía se espera que el Comité Judicial inicie una audiencia de varios días para la nominación de la jueza Amy Coney Barrett a la Corte Suprema el 12 de octubre.

“Estamos a toda máquina con un proceso de confirmación justo y oportuno”, dijo McConnell desde el Senado el lunes.

Senadores contagiados

Los senadores republicanos Thom Tillis, Mike Lee y Ron Johnson anunciaron desde el viernes que dieron positivo por el coronavirus.

Otros tres senadores republicanos: Ben Sasse, James Lankford y Ted Cruz dieron negativo en la prueba, pero se aíslan a sí mismos después de estar cerca de sus colegas COVID-19 positivos, quienes asistieron a almuerzos de caucus y audiencias de comités la semana pasada.

Su ausencia limita la mayoría normal de 53 escaños de McConnell a 47 escaños al menos durante esta semana. También lo priva de los 51 votos necesarios del quórum para que el Senado pueda sesionar.

Los demócratas han pedido retrasar las audiencias, argumentando que al avanzar los republicanos están poniendo sus ambiciones judiciales; por encima de la salud y seguridad de los senadores, así como del personal y los reporteros que interactúan con ellos a diario.

Los demócratas también argumentaron que la medida de McConnell de suspender la sesión del Senado, a pesar de que se están apegando al cronograma de la Corte Suprema, fue hipócrita.

Por su parte, Tim Kaine, el único senador demócrata que habló en la sala el lunes, le pidió a McConnell que extendiera el descanso del Senado hasta el día de las elecciones.

Pero McConnell rechazó esa solicitud, lo que significa que el Senado volverá a sesionar el 19 de octubre.