Sentenciaron a mujer que lavaba dinero a través de una tienda de abarrotes y tortillas

Foto: Referencial

Anabella Sánchez Ríos, operadora para el lavado de dinero del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) en Virginia, fue sentenciada a una pena de ocho años en prisión tras reconocer su culpabilidad.

De acuerdo con el Distrito Occidental de Virginia de Estados Unidos, Sánchez Ríos era dueña de una tienda de abarrotes y tortillas desde donde blanqueó alrededor de 4 millones 394 mil 959 dólares durante dos años, entre 2016 y 2018. Con el tipo de cambio actual, ese monto representaría alrededor de 87 millones 899 mil 180 pesos.

El pequeño negocio que también comerciaba carne fue ubicado en Martinsville, Virginia, y aunque el alcance de sus operaciones aparentemente eran modestas, desde este lugar se enviaban las ganancias de drogas hasta el grupo transnacional de Nemesio Oseguera Cervantes, El Mencho.

“Cuando los individuos lavan dinero para un cartel de la droga, juegan un papel fundamental para la organización al ocultar y transferir fondos obtenidos ilegalmente, lo que perpetúa la actividad ilegal del cartel y el flagelo de los narcóticos que movilizan”, dijo Daniel Bubar, fiscal federal interino.

Bella's Tortilla & Meat Market (Foto: Facebook@BellasTortilla)
Bella's Tortilla & Meat Market era de apariencia modesta, pero servía para los envíos tipo hormiga de las ganancias del cártel (Foto: [email protected])

Según expedientes judiciales, el negocio de Sánchez Ríos tenía un contrato con Intermex Wire Transfer, LLC, empresa que ofrece el servicio de envíos de dinero de Estados Unidos a diversos países de América Latina y el Caribe. La compañía fue fundada en 1994 en la capital de EEUU y Oregón, desde donde se expandieron a todo el país norteamericano, el resto del continente y África, según registros de 2019.

“Con un Sistema de última generación, y una red de más de 55,000 puntos de pago, la compañía ofrece servicios en 49 estados, Washington D.C. y Puerto Rico hacia 17 países de Latinoamérica”, destaca el sitio, que lo mismo abarca operaciones en México.

En sus declaraciones, la mujer de 48 años admitió que utilizó su tienda para lavar las ganancias del tráfico de drogas a nombre del CJNG. Se encargaba de recibir los dólares de aquellos que trabajaban para el grupo de Oseguera Cervantes, es decir, estaba en pleno conocimiento del origen de ese dinero derivado de ilícitos.

Después, ella enviaba ese dinero a diferentes personas en México. Para ello realizó transferencias electrónicas en pequeñas cantidades, al tiempo que falsificó y fabricó los nombres y direcciones de las personas que recibieron los montos, con el objetivo de ocultar la naturaleza, ubicación, fuente, propiedad, así como el control del efectivo.

El Mencho CJNG (Fotoarte: Steve Allen)
El Mencho, líder del CJNG, ha afianzado uno de los grupos transnacionales más poderosos para el tráfico de drogas (Fotoarte: Steve Allen)

Sánchez Ríos fue partícipe en el lavado de dinero de los 4.3 millones de dólares entre el 10 de mayo de 2016 y el 11 de septiembre de 2018, a través de Intermex desde Bella’s Tortilla & Meat Market.

La investigación del caso fue realizada por la Administración de Control de Drogas (DEA), el Departamento de Investigaciones de Seguridad Nacional, la Oficina del sheriff del Condado de Henry y la policía estatal de Virginia. Sean Welsh, fiscal federal adjunto, procesa el caso en Estados Unidos.

“Los cárteles de la droga como el CJNG perpetran una violencia indescriptible en todo el mundo e impulsan la propagación de drogas mortales como el fentanilo y la heroína”, dijo Jarod Forget, encargado de la DEA en Washington.

Cabe destacar que la sentenciada fue acusada en marzo de 2019 junto con 11 miembros más del CJNG, por cargos que implican tráfico de narcóticos y lavado de dinero. Pero fue hasta junio de 2020 que esta mujer se declaró culpable.

Intermex
Las operaciones eran a través de la empresa Intermex, desde donde se enviaban montos a mexicanos con datos falsos sobre sus nombres y direcciones (Foto: Intermex/https://ift.tt/3d5gOmx)

Hace un par de años, cuando Sánchez Ríos fue acusada, las autoridades de EEUU comentaron que el CJNG estaba operando activamente en el Valle de Shenandoah y el lado Sur de Virginia. Para el 25 de marzo de 2019, los imputados comparecieron ante el Tribunal de Harrisonburg.

Ella cayó con otros operadores del grupo criminal señalados por traficar varios kilogramos de cocaína, heroína y marihuana de México a EEUU. Como parte de sus estrategias, los miembros del CJNG reclutaron a mexicanos para que fueran a vivir a Winchester y Axton, en Virginia, con el fin de facilitar la distribución de drogas. En casas de esas localidades almacenaban, empaquetaban y distribuían los estupefacientes; desde ahí reenviaron el producto a Winchester y a otras partes de la región del Atlántico Medio para su redistribución.

El resto de los arrestados fueron Ramón Carillo Ruvalcaba, El Barbero; Eduardo Contreras Devora; Daniel Gómez Barajas; Román Idearte Bolaños; Alberto Jijon; Miguel Angel Patricio Cajero; Isdro Ramos Bojórquez, alias Chilo; Jesús Rogelio Ramírez, Jesse; Jonathan Rocas Osorio, alias Oscar Osorio Muñoz; Ritchie Triplett; y Ernesto Valenzuela Flores, alias Juan Flores Arrellano.

 

Fuente: Infobae.com