Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Sola, encerrada y sin suficiente comida: por esta razón falleció bebé de 18 meses

El portal ABC informa que la Audiencia de Málaga ha emitido la sentencia para la madre que dejó morir a su bebé en Málaga sola, encerrada con un biberón y unas galletas durante un mes. Le impone la pena que pidió la Fiscalía de 16 años de prisión. Uno de ellos por abandono de la niña de 18 meses y otros 15 años de cárcel por un delito de asesinato. El documento del tribunal asume el dictamen de culpabilidad del jurado popular, que llegó «a la absoluta certeza» de que la acción de la acusada la tendría que haber realizado «voluntariamente y que podría haber evitado el resultado».

La sentencia explica que la mujer se quedó embarazada en Marruecos y se trasladó a España a finales de marzo de 2017 para ocultarlo a su padre. Dió a luz en Vélez-Málaga el 4 de mayo de ese año, pero a mediados de 2018 se trasladó a Málaga capital. Alquiló un piso en calle Viento en el barrio de La Goleta y comenzó a trabajar como camarera y relaciones públicas en una discoteca del centro.

Se declara probado en la resolución, que por el horario nocturno de trabajo, la madre se marchaba a la discoteca y dejaba sola a su hija de solo 15 meses en el dormitorio del apartamento. Lo hacía sobre la cama y, cuando terminaba su jornada laboral, sobre las 06.00 horas, no regresaba a su casa, sino que se iba a la de una amiga. No volvía a su residencia hasta al menos las 14.00 horas. «Durante este periodo de tiempo y prácticamente de forma diaria permanecía sola en casa desprovista de atención afectiva y de los cuidados físicos, como bebida, alimentación y aseo, precisos para un bebé de su edad».

Desde mediados de septiembre, la mujer pasó a quedarse a dormir de forma habitual en la casa de un amigo, dejando sola toda la noche y hasta la tarde siguiente a su hija. Luego regresaba para alimentarla y volver a salir. Esta situación siguió una vez terminada la relación laboral con la discoteca por «una intensa vida nocturna». A sus amigos les decía que su hija estaba en su casa con una persona encargada de atenderla.

Un día del mes de octubre, la acusada se fue de la casa y no volvió más. La sentencia declara probado que era «consciente que de forma ineludible iba a producir el resultado de la muerte de su hija, si como madre y única responsable de su cuidado dejaba de prestarle la atención indispensable para su vida».

Celebró su cumpleaños mientras moría el bebé

La dejó encerrada en el dormitorio de la casa, sobre la cama con la puerta cerrada y la persiana bajada, en condiciones de oscuridad y tan solo con un biberón y unas galletas. La madre salió del domicilio y cerró la puerta con la llave de la que solo disponía ella, «aceptando que iba a acabar con la vida de su hija», que por aquel entonces tenía 17 meses.

No regresó «nunca» más al domicilio en vida de su hija. Tampoco comunicó ni a sus amigos ni a su pareja sentimental ni a su familia ni a ninguna institución el paradero de su hija, ni la situación de privación efectiva de asistencia de agua y alimento en que la había dejado y que iban a causar ineludiblemente la muerte. Mientras, continuaba con su vida social nocturna, «llegando incluso a celebrar una fiesta por su vigésimo cumpleaños».

Fueron los hermanos de la condenada quienes comunicaron lo ocurrido a la Policía Local, que encontró a la niña muerta en la casa cuando había cumplido 18 meses. Según los datos forenses, el fallecimiento se produjo «en un periodo mínimo de entre 26 y 30 días anteriores al hallazgo del cadáver». La causa fundamental de la muerte fue el abandono infantil, que incluye cuadros de malnutrición, inanición, deshidratación y falta de cuidados médicos e higiénicos adecuados. ABC.

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados