Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Trump fue acusado de politizar la justicia al investigar pesquisa del caso ruso

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, bajo amenaza de juicio político en el Congreso, fue acusado este viernes de politizar la justicia al aumentar los poderes de una investigación sobre la interferencia rusa en las elecciones de 2016.

El Departamento de Justicia, que desde mayo realiza bajo supervisión del fiscal general William Barr una revisión administrativa de la pesquisa sobre el caso ruso, confirió un carácter penal al procedimiento, sugiriendo irregularidades por parte de funcionarios del anterior gobierno del demócrata Barack Obama.

Según el New York Times, que dio la noticia el jueves por la noche, esta medida permite al fiscal a cargo, John Durham, la potestad de citar testigos, solicitar documentos, convocar a un gran jurado y presentar cargos penales. Con información de AFP.

La investigación sobre la injerencia electoral de Moscú, ya concluida, fue dirigida por el fiscal especial Robert Mueller y acabó con 34 personas y tres empresas acusadas, y ocho condenas, incluidos los principales miembros del equipo electoral de Trump en 2016.

Que ahora se examine penalmente lo investigado puede enturbiar aún más el clima político en Washington, cuando la Casa Blanca enfrenta un procedimiento, lanzado el 24 de septiembre por los demócratas que controlan la Cámara Baja, con miras a la destitución del presidente republicano.

Trump, que insiste en que la investigación de Mueller fue una "caza de brujas" basada en "noticias falsas", dijo que es hora de "investigar a los investigadores".

"Sucedieron cosas terribles para nuestro país", declaró a periodistas, asegurando que todo está en manos de Barr, "un gran fiscal general, un hombre muy honorable".

"Creo que vamos a ver muchas cosas realmente malas (...) Este fue el peor engaño en la historia de nuestro país", añadió.

Pero los demócratas dijeron que es un claro esfuerzo de Barr, aliado de Trump, de desviar la atención de la pesquisa en el Congreso, que ya acumula pruebas de que el mandatario abusó de su cargo al presionar a Ucrania para que le ayudara en su campaña de reelección de 2020, lo cual supondría una violación de la ley electoral estadounidense.

Los legisladores Jerry Nadler y Adam Schiff dijeron en un comunicado que esta nueva investigacón sobre el caso ruso genera "preocupaciones profundas" de que la fiscalía general de la nación "haya perdido su independencia y se haya convertido en un vehículo para la venganza política del presidente Trump".

"Si el Departamento de Justicia puede usarse como una herramienta de retribución política o para ayudar al presidente con una narrativa política para las próximas elecciones, el Estado de derecho sufrirá un daño nuevo e irreparable", señalaron los congresistas, que lideran la pesquisa con miras a la destitución del mandatario.

Transparencia 

La Casa Blanca dijo que la investigación del Departamento de Justicia apunta a la transparencia. "El objetivo de la investigación es asegurarse de que el Departamento de Justicia y el FBI bajo la administración de Obama en 2016 no se utilizaron como una herramienta para influir en las elecciones", dijo la asesora de Trump Kellyanne Conway en Fox News.

La nueva pesquisa surge de una revisión interna dirigida por Durham de los inicios de la investigación sobre las elecciones de 2016. Informada de la interferencia rusa en la campaña electoral, la policía federal, que hace contrainteligencia, había empezado a recopilar información sobre las actividades del equipo de Trump.

En mayo de 2017, después del despido del jefe del FBI James Comey, Mueller tomó la riendas, buscando determinar si los miembros de la campaña de Trump se coordinaron con Moscú para influir en las elecciones presidenciales en contra de la rival demócrata Hillary Clinton.

Tras 22 meses de trabajo, Mueller presentó este año un informe mostrando decenas de contactos entre la campaña de Trump y los rusos, y demostró que la campaña buscó activamente información incriminatoria sobre Clinton desde Moscú.

Pero Mueller desestimó un procedimiento contra el presidente al dictaminar que esas actividades no alcanzaron el nivel de una conspiración penal.

Marcy Wheeler, una periodista independiente que ha estudiado profundamente la investigación de Rusia, dijo que Durham podría estar trabajando en errores de procedimiento o filtraciones en los primeros días de la investigación.

"Puede haber delitos reales que está investigando", escribió Wheeler el viernes. "Pero al menos hasta ahora, Durham ha pasado seis meses sin corroborar las principales teorías de conspiración sobre la investigación", añadió.

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados