Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

CDC investigan posible efecto adverso de vacunas de Pfizer y Moderna

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) investigan los casos de miocarditis que se han diagnosticado en adolescentes y adultos jóvenes, que fueron inmunizados, de manera previa, con las vacunas anti-COVID-19 de las farmacéuticas Pfizer o Moderna.

El comunicado emitido, el pasado 17 de mayo, por un comité de asesores de los CDC, explica que la miocarditis, una inflamación del corazón, parece ocurrir “más a menudo en hombres que en mujeres y con más frecuencia después de la segunda dosis que de la primera”.

De hecho, el texto precisa que la afección puede llegar a presentarse, con mayor recurrencia, cuatro días después de que la persona inoculada ha completado el proceso de inmunización; es decir, una vez que ha recibido el pinchazo que corresponde a la segunda puesta.

La miocarditis, una enfermedad que provoca dolor en el pecho, arritmias y dificultad para respirar, suele ser la consecuencia de una infección viral y, en otros casos, el efecto adverso de ciertos fármacos.

Los CDC han apuntado que aún no está claro si los casos de miocarditis están asociados, de manera directa, a las vacunas. También han dicho que la afección desarrollada por aquellos que recibieron el antígeno ha tenido una intensidad leve y que no ha representado un peligro para la vida de los inmunizados.

Con todo, el grupo de expertos que asesora a los Centros sugirió “recopilar más información mediante una la revisión de registros médicos sobre posibles casos de miocarditis” y, a su vez, “proporcionar información sobre este posible evento adverso a los médicos”.

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados