Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Por esta razón fue sentenciada a prisión una activista tunecina de la comunidad LGBT

La conocida activista tunecina de la comunidad LGBT, Rania Amdouni, fue condenada hoy a seis meses de cárcel acusada de "atentado contra el pudor", en medio de una campaña de represión policial contra este colectivo denunciada por las organizaciones de derechos humanos.

Amdouni, presidenta de la asociación feminista "Chouf" (en tunecino, "mira"), fue arrestada el pasado 27 de febrero cuando se encontraba en una comisaría para interponer una denuncia por acoso e intimidación contra miembros de sindicatos de policía y militantes extremistas.

La joven, de 26 años de edad, afirmó ser acosada desde hacía varias semanas a través de las redes sociales y haber recibido malos tratos e injurias durante su arresto tras participar en una protesta popular contra los abusos policiales.

"No me siento segura, incluso en mi casa. La policía vino a buscarme a mi barrio. Mi seguridad física está amenazada y mi salud mental se deteriora", declaró en un informe publicado la pasada semana por la ONG Human Rights Watch (HRW).

Los activistas del movimiento LGBT, señalaron que la organización se ha convertido en "blanco" de las fuerzas de seguridad durante las manifestaciones que han tenido lugar desde comienzos de año y han sido víctimas de arrestos arbitrarios, agresiones físicas y amenazas de violación y muerte.

LGBT
LGBT

"Estas personas han sido acosadas en las redes sociales, en las que se han divulgado sus datos personales, como su dirección, número de teléfono, así como su orientación sexual. Han sido además denigradas por ello, publicando fotos con mensajes incitando a la violencia contra ellas", criticó HRW en su informe.

La comunidad LGBT explota por el fallo del tribunal

Por ello, la ONG instó a la comunidad internacional a presionar al Gobierno tunecino para que exija responsabilidades a los cuerpos del orden y vigile al poder judicial para que "cese de invocar motivos injustificados, como alegaciones vagas de 'moralidad', que restringen las libertades fundamentales de las minorías sexuales y de género y socavan los derechos de libertad de reunión, asociación y expresión".

El artículo 230 del Código Penal tunecino condena la homosexualidad con hasta tres años de cárcel y autoriza los exámenes anales y otras prácticas contra los derechos humanos.

Según la Asociación tunecina para la Promoción de los Derechos Humanos y los Derechos de las Minorías (Damj), su equipo jurídico ofreció asistencia durante 2020 a un total de 116 personas del colectivo LGBT, cinco veces más que el año anterior, por lo que mostró su preocupación por el aumento "alarmante" durante la crisis sanitaria.

Desde la llamada "Revolución de los Jazmines", que derrocó al presidente Zine El Abidine Ben Ali tras dos décadas en el poder, 1.458 personas han sido condenadas por el "delito" de homosexualidad.

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados