Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Te contamos por qué a algunos gatos no les gustan las caricias en la barriga

Todos sabemos que los gatos puede ser muy cariñosos, y le pueden gustar que los mimes, pero también existen gatos a los cuales les desagrada el toque de los humanos por mucho tiempo.

Los gatos son animales muy independientes y usualmente las cosas tienen que ser a su manera, o no son. Así que te van a dejar acariciarlos hasta que ellos consideren que es suficiente.

Pero ¿por qué? Esto es lo que nos cuenta el portal de National Geographic.

Lena Provoost, experta en conducta animal de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Pensilvania, explica que los folículos pilosos de la zona del vientre y de la cola son hipersensibles al tacto, así que las caricias pueden ser sobreestimulantes.

Según Provoost, «los gatos prefieren que los rasquen y los acaricien en la cabeza, específicamente debajo de la barbilla y las mejillas», donde tienen las glándulas odoríferas.

Frotarse la cara con otros felinos «permite que mezclen los olores, lo que en última instancia culmina en un “olor de colonia” para reconocer quién pertenece al grupo». A nosotros nos saludan del mismo modo.

En general, «el mejor consejo es que leas el lenguaje corporal de tu gato», afirma Provoost.

Zoran coincide y añade que cada gato es un individuo con sus propios gustos y aversiones, y que «no tienen miedo a contarnos qué prefieren».

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados