Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

La verdadera historia del misterioso pueblo que salió a la superficie tras 70 años bajo el agua

Durante los últimos 70 años, la única señal del pueblo perdido de Curon era la curiosa aparición del campanario de su iglesia del siglo XIV que se elevaba en medio de un lago. Ahora, por primera vez en décadas, los habitantes de los alrededores del Lago di Resia, en el Tirol del Sur (Italia), caminan entre los restos del antiguo pueblo, reseñó Clarín.

Curon Venosta, o simplemente Curon es una localidad de la provincia de Bolzano, en la región de Trentino-Alto, al norte de Italia en la frontera con los países de Austria y Suiza. El diario británico The Telegraph lo califica como uno de los pueblos fantasmas más bonitos de Italia, en medio de montañas alpinas.

El sitio original se encontraba en el fondo del valle. Sin embargo, en la década del 50 fue demolido con el fin de construir una presa para generar energía hidroeléctrica. Así, quedó sumergido por la fusión de dos lagos: Curon y Resia.

Los habitantes del antiguo Curon fueron obligados a mudarse. El único edificio que puede observarse como recordatorio del pueblo hundido bajo el agua es el campanario de la iglesia que data del año 1357.

El campanario data del año 1357.

En la actualidad, gracias a las obras de renovación iniciadas en el lugar, el embalse tuvo que ser vaciado. De esta manera, los restos de Curon emergieron a la superficie y pudieron verse por primera vez en siete décadas.

Cientos de turistas, que se acercaron hasta el sitio histórico por la increíble oportunidad de contemplar un paisaje fantástico, pudieron caminar por las calles de la antigua ciudad sumergida y observar los restos de las viviendas hundidas hace 71 años.

La impactante reaparición de las ruinas de Curon.

La leyenda de la torre​

El campanario de Curon se convirtió en un punto turístico que recibe miles de visitas al año. En invierno, las aguas se congelan y los turistas pueden caminar sobre la superficie del embalse hasta la torre. Si se atreven... claro, porque la fantasmal estructura generó numerosas leyendas en el lugar. De hecho, inspiró un libro y una serie de Netflix.

La imagen de Curon, según la serie de Netflix.

Cuando se desalojó el pueblo de Curon antes de ser sumergido en las aguas, también se retiraron las campanas de la torre, y el campanario perdió el propósito para el que había sido creado. Aún así, cuentan las leyendas, que en las noches frías de invierno aún se oyen repiquetear las campanas.

De hecho, parte del atractivo turístico son las muchas y escalofriantes historias para no dormir que se cuentan sobre el pueblo sumergido y cómo se manifiestan los que antaño fueron sus habitantes.

Las ruinas de Curon, luego de 70 años bajo el agua.

Eso sí, muchas leyendas pero por el momento ningún tipo de prueba o registro de estos presuntos fenómenos paranormales, ni de los supuestos fantasmas que se manifiestan tras el sonido de las campanas.

Las ruinas del pueblo italiano.

Fuente: Clarin.com

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Comentarios en Línea
Ver todos los comentarios

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados

0
Me encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x