Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

¿Lo sabías? 5 mitos sobre los plásticos de un solo uso que nadie conoce

Una investigadora repasa algunas de las falsas percepciones más comunes en torno al reciclaje y los plásticos de usar y tirar. ¿Habías pensado en ello alguna vez?

La contaminación por plásticos es una de las grandes crisis ambientales de nuestra era. Según un informe publicado en 2016 por el Foro Económico Mundial, en 2050 habrá más plástico que peces en los mares.

Consumimos grandes cantidades de productos que vienen envueltos en mucho plástico, material que podría ser prescindible. Sin embargo, la ingeniera ambiental de la Universidad de Michigan Shelie Miller, señala que el mayor impacto de los productos se encuentra en el interior.

Una visión distinta de lo que es reciclar

Miller es la autora de un interesante artículo publicado en octubre de 2020 en la revista Environmental Science & Technology. En la cual revisa cinco falsas percepciones, muy comunes, en torno a los impactos ambientales de los plásticos de un solo uso.

“Los consumidores tienden a enfocarse en el impacto del envoltorio, más que en el impacto del producto en sí mismo”, explica la investigadora. “Pero, sin embargo, es mucho más efectivo reducir la necesidad de productos y eliminar el despilfarro que el reciclaje en sí mismo. Para los consumidores reciclar el envoltorio es más sencillo que reducir voluntariamente su demanda de ese producto, lo que aumenta los procesos de reciclaje”, añade.

Esta es una de las mayores confusiones que genera el reciclaje: está muy bien separar la basura en los distintos contenedores para que parte de ella se pueda reciclar, pero este debería ser el último paso. Esto dado que el reciclaje también es un proceso que contamina y, además, existen muchos materiales que directamente no se pueden reciclar.

Antes de tirar algo a su contenedor correspondiente, es mejor, reducir el consumo de envases superfluos. Luego, buscarles una segunda o tercera vida después de ese primer uso y, ya por último, llevarlo al contenedor de reciclaje.

“Cuando se trata de plásticos de un solo uso en particular, la producción y eliminación de envases a menudo representa solo un pequeño porcentaje de los impactos ambientales de por vida de un producto”, explica la investigadora.

Las cinco falsas percepciones en torno a los plásticos de un solo uso
  1. Los envases de plástico son el factor que más contribuye al impacto medioambiental de un producto. Como ya hemos comentado, muchas veces el producto que viene dentro del paquete tiene un mayor impacto.
  2. Los impactos ambientales de los plásticos son mayores que los de cualquier otro material de embalaje. En realidad, y en la mayoría de las categorías, el plástico generalmente tiene un impacto ambiental más bajo que el vidrio o el metal de un solo uso.
  3. Los productos reutilizables son siempre mejores que los plásticos de un solo uso. En realidad, los productos reutilizables tienen un menor impacto ambiental solo cuando se reutilizan el tiempo suficiente para compensar los materiales y la energía utilizados para fabricarlos.
  4. El reciclaje y el compostaje deben ser la máxima prioridad. A decir verdad, los beneficios ambientales asociados con el reciclaje y el compostaje tienden a ser pequeños en comparación con los esfuerzos para reducir el consumo general.
  5. Los esfuerzos de “cero desperdicio” que eliminan los plásticos de un solo uso minimizan los impactos ambientales de un producto. En realidad, los beneficios de desviar los desechos del vertedero son pequeños.
Reducir, reducir y reducir

“Los esfuerzos para reducir el uso de plásticos de un solo uso pueden distraer la atención de los impactos ambientales menos visibles. Los cuales, a menudo, más dañinos asociados con el uso de energía, la fabricación y la extracción de recursos”, explica la autora. " Necesitamos adoptar una visión mucho más holística que considere cuestiones ambientales más importantes".

Miller enfatiza en que no está tratando de restar importancia a las preocupaciones ambientales asociadas con los plásticos y los desechos plásticos. Pero, para ubicar el problema de los desechos plásticos en el contexto adecuado, es fundamental examinar los impactos ambientales que ocurren en cada etapa de la vida útil de un producto. Tomando en cuenta desde la extracción de recursos naturales y la energía necesaria para fabricar el artículo hasta su eliminación o reutilización final.

MÁS NOTICIAS: UNIDOS HASTA LA MUERTE, TRÁS SÚPLICAS, ABUELITO LOGRÓ SOSTENER LA MANO DE SU ESPOSA ANTES DE FALLECER 

Enfatizar más el mensaje

Miller señala que la famosa norma de las 3R "reducir, reutilizar, reciclar” se creó para proporcionar una jerarquía fácil de recordar de las formas preferibles de reducir el impacto ambiental. Sin embargo, la mayoría de los mensajes ambientales no enfatizan la jerarquía de las 3R. Esto dado que el hecho de que la reducción y la reutilización se enumeran antes que el reciclaje. Como resultado, los consumidores a menudo exageran la importancia de reciclar los envases en lugar de reducir el consumo de productos en la medida de lo posible y reutilizar los artículos para prolongar su vida útil.

"Aunque el uso de plásticos de un solo uso ha creado una serie de problemas ambientales que deben abordarse, también existen numerosas consecuencias iniciales de una sociedad orientada al consumo que no se eliminarán, incluso si los desechos plásticos se reducen drásticamente", dijo.

“Las fases de extracción, fabricación y uso de recursos generalmente dominan los impactos ambientales de la mayoría de los productos. Por lo tanto, la reducción en el consumo de materiales siempre es preferible al reciclaje, ya que se elimina la necesidad de producción adicional”.

Estudiar el ciclo de vida completo

produccion de envases de plásticos

La evaluación del ciclo de vida es una herramienta que utilizan investigadores como Miller para cuantificar los impactos ambientales de por vida en múltiples categorías, incluido el cambio climático y el uso de energía, el agotamiento del agua y los recursos, la pérdida de biodiversidad, la generación de desechos sólidos y la toxicidad humana y ecológica.

Es fácil para los consumidores centrarse en los residuos de envases porque ven cajas, botellas y latas todos los días, mientras que una amplia gama de otros impactos ambientales son en gran medida invisibles. Pero los análisis de evaluación de ciclo de vida evalúan sistemáticamente toda la cadena de suministro, midiendo los impactos que de otro modo podrían pasarse por alto, explica la investigadora.

Los productos alimenticios empaquetados, por ejemplo, incorporan impactos en gran medida invisibles que pueden incluir producción agrícola intensiva, generación de energía y refrigeración y transporte a lo largo de la cadena de suministro, junto con el procesamiento y la fabricación asociados con los alimentos y su envasado.

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en Línea
Ver todos los comentarios

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados

0
Me encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x