Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

546.000 dólares de indemnización tendrá que pagar un hombre por esclavizar a un discapacitado durante 5 años

Un caso que ya data de algún tiempo, volvió a salir a la luz tras conocerse la nueva sentencia que obliga al maltratador a pagar el doble de la indemnización inicial. En 2018 Bobby Edwards se declaró culpable por esclavizar a su empleado durante cinco años. El joven esclavizado es discapacitado.

Para 2019, un tribunal decidió darle una sentencia de 10 años de cárcel a Edwards y obligarle a pagar una indemnización de 273.000 dólares por daños físicos y psicológicos causados a la víctima.

La sentencia de indemnización parecía un poco modesta en comparación a todo lo que había atravesado John Christopher Smith. Fue entonces cuando finalmente el pasado 23 de abril se retomó el caso y se emitió la nueva decisión que obliga al maltratador a pagar 546.000 dólares, el doble de la cifra inicial.

¿La indemnización se equipara con el maltrato?

Todo comenzó en 1990 cuando el pequeño John Christopher Smith de 12 años, comenzó a trabajar medio tiempo en J&J, un restaurante ubicado en Conway, Carolina del Sur, Estados Unidos.

Smith, que tiene discapacidad intelectual, se sintió muy bien en su trabajo hasta que Edwards asumió el cargo de gerente del local. Para ese momento habían pasado ya 19 años. Edwards se aprovechó de la condición de Smith y le obligó a trabajar 100 horas a la semana.

El nuevo gerente apartó a Smith de su familia, no le retribuía en pago, y adicionalmente, le causaba maltratos físicos y verbales. El Departamento de Justicia de Estados Unidos detalló que Edwards utilizó "violencia y otros medios coercitivos" para maltratar a su víctima.

Para lograr que Smith cumpliera con todo lo que Bobby quería, lo golpeaba con un cinturón e implementos de cocina y lo insultaba por ser afroamericano. Según información de El Tiempo, en cierta ocasión Bobby tomó unas pinzas, las sumergió en aceite caliente y las colocó en el cuello a Smith. El motivo de su agresión sería porque no llevó un domicilio lo suficientemente rápido.

El abuso fue sistemático, y se extendió por cinco años. Finalmente en 2014 un familiar de otro empleado del local pudo alertar a la policía sobre lo que ocurría, salvando así a Christopher de las garras de su agresor.

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados