Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Aprovechó la visita conyugal para cambiarse de ropa y escapar por la puerta principal de la cárcel

Felipe Hernández Tlatelpa, alias el Pirulí, acusado de ser un líder de una banda delictiva, se fugó la tarde de domingo del Centro de Reinserción Social de San Miguel, en la capital de Puebla, México, refiere Infobae.

Luego de la visita de su esposa, logró evadir a la seguridad. Momentos después se cambió de ropa en el área de visitas conyugales y salió del reclusorio burlando los filtros de seguridad y sin que los custodios se dieran cuenta.

“Apenas recientemente se abrieron las visitas y ahí hubo un cambio de vestimenta y de pase y bueno no se detectan, no se actúa cómo se debe actuar, no voy a hablar de que hubo colusión o no, solamente que ocurrió este hecho”, dijo Miguel Barbosa Huerta, gobernador de Puebla.

Por esta fuga fueron detenidos 17 funcionarios del centro penitenciario que son investigados.

“Ya hay 17 detenidos. Hemos estado muy pendientes de que esto se cumpla, se investigue y todos los protocolos que se tengan que cambiar de seguridad se cambien, cuando hay descuidos es porque las cosas no están funcionando como se deben, los responsables tienen que ser sancionados”, dijo Barbosa Huerta.

Refirió que los detenidos por este caso son Lizeth Ramírez Castro, Pablo Jesús Juárez Amador y Ángel Juárez Espinosa, quienes fueron ubicados en el municipio de Huejotzingo.

En tanto, señaló que Hernández Tlatelpa fue detenido el 24 de noviembre de 2020 porque encabezaba una banda que operaba en la misma zona de Huejotzingo, conocida como Los Pirulís.

Felipe fue detenido en noviembre del año pasado. Barbosa Huerta indicó que los homicidas eran un grupo delictivo con menos influencia, aunque eran de la misma región.

Indicó que la Fiscalía General del Estado informará con mayor amplitud sobre este caso, a fin de eliminar rumores o filtraciones “malintencionadas”.

Con 6.383 carpetas de investigación por diversos delitos, la entidad poblana igualó las cifras de incidencia delictivas registradas antes del 2020, año atípico derivado de la crisis sanitaria por el Sars-Cov-2. Al compararse con el mismo mes del año 2019, Puebla registró un decremento de 12.8 por ciento en los casos investigados por la Fiscalía General del Estado (FGE).

De la misma manera, los robos se incrementaron casi al doble, efecto del desconfinamiento y con ello mayor movilización en la entidad poblana; pasando de 1,901 delitos denunciados a 2,248 investigaciones.

Fuente: Infobae

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en Línea
Ver todos los comentarios

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados