Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Con GPS instalado: capturan en fiesta al Norte de Santander a narco que usaba a Venezuela como plataforma para sus envíos

Evert Trujillo Díaz, más conocido como el "Colombiano", de 28 años de edad, organizó hace tres semanas una fiesta en una zona rural de El Tarra, en el Norte de Santander. Esto permitió la captura del narco.

Los invitados eran emisarios del cartel de Sinaloa, que venían a concretar el envío de varias toneladas de cocaína; la negociación estaba entre 5 y 10 toneladas, publicó en una nota el portal web El Tiempo.

En ese sentido, Trujillo tenía bajo su control dos pistas clandestinas ubicadas en Río de Oro y Versalles, zona rural de El Tarra. Esto facilitó el viaje de los mexicanos, además de demostrar su control del negocio.

Asimismo, a la fiesta asistieron los alias de Alfred y ‘Wilder Carranga’, jefes del frente de guerra nororiental del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Captura de un narco en Colombia

No obstante, desde hace un año, la Dirección de Investigación Criminal e Interpol (Dijín), venía siguiéndole el rastro al "Colombiano"; puesto que lo consideraban uno de los grandes capos del narcotráfico en la región del Catatumbo.

Por otro lado, en el expediente en su contra, se advirtió que el ‘Colombiano’ tenía bajo su control más de 10 laboratorios para la preparación de la base de coca y el clorhidrato de cocaína.

“Creemos que alcanzaban a producir unos 450 o 500 kilos por semana de cocaína. Cuándo llegaban al tonelaje solicitado enviaba la droga por las pistas que estaban bajo su control, utilizaban el territorio de Venezuela como plataforma, y de allí a Centroamérica”, dijo a El Tiempo uno de los investigadores de la Dijín.

Para la fiesta, también fueron contratadas varias damas de compañía, que aparentemente, recibieron, cada una, entre 10 y 12 millones de pesos esa noche.

Igualmente, se conoció que el 'Colombiano’ tenía una gran debilidad por las camionetas de alta gama.

“Tenía cinco, cada una avaluada en más de 220 millones de pesos”, dijo el agente de la Policía, quien señaló que esa pasión fue aprovechada por los expertos en inteligencia.

Es decir, la Policía le cambió el llavero de una de esas camionetas en la noche de la fiesta y se le adaptó un dispositivo GPS, que les facilitó su ubicación.

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados