Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

El Papa pide renuncia de un obispo por escándalo de pederastia

El papa Francisco pidió la renuncia del obispo de Crookston, Michael Hoeppner, por un escándalo de pederastia. En tal sentido, el Vaticano informó que el sumo Pontífice aceptó la renuncia del obispo de Minnesota, puesto que la investigación indicó que “encubrió” las acusaciones de abuso en contra de un sacerdote.

El medio de comunicación Daily Mail reseñó las declaraciones de las autoridades eclesiásticas, después de una investigación sobre acusaciones de abuso sexual. Todo ocurre porque el obispo Hoeppner interfirió, supuestamente, en investigaciones pasadas sobre casos de pederastia entre miembros del clero.

Francisco aceptó la renuncia y designó un reemplazo temporal para dirigir la diócesis. Hoeppner tiene apenas 71 años de edad, cuatro años menos que la edad normal de jubilación entre los obispos, pero las averiguaciones generaron la petición de la Ciudad del Vaticano.

“En ocasiones no había cumplido con las normas aplicables cuando se le presentaron acusaciones de abuso sexual que involucraban al clero”, expone el comunicado publicado este martes.

El Vaticano negó en noviembre de 2020 que encubriera casos de abuso sexual a menores cometidos, supuestamente, por el excardenal estadounidense Theodore McCarrrick. Este religioso, expulsado en 2019 del sacerdocio, incurrió en delitos de pederastia, pero en un inicio la Santa Sede consideró como “rumores” las acusaciones.

¿Cuál fue el delito del obispo Hoeppner?

Hoeppner es acusado de respaldar que un sacerdote era apto para el ministerio, a pesar que fue acusado de abusar de un joven de 16 años en la década de los 70. Ron Vasek, la víctima, demandó a la diócesis aseguró que Hoeppner lo chantajeó para que se retractara de su historia, mientras que el sacerdote niega las acusaciones.

La demanda se resolvió en 2017 por una suma de dinero no revelada, pero El Vaticano insistió en una investigación preliminar. El arzobispo de St. Paul-Minneapolis, Bernard Hebda, fue elegido para realizar las averiguaciones y la Santa Sede autorizó una investigación más profunda en 2020.

El papa Francisco aprobó una ley en 2019 para investigar a los obispos acusados de abuso sexual o de encubrimientos. En ese sentido, Hoeppner resultó ser el primer jerarca católico en ser investigador por el Vaticano.

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados