Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

GRAVE - Acnur: la pandemia ha vuelto aún más vulnerable al migrante venezolano

Los refugiados y desplazados en el mundo aumentaron en 2019 hasta los 79,5 millones de personas, y Venezuela es, tras Siria, el principal origen de esta población.

Esto lo arroja el informe anual que el alto comisionado de la ONU para los refugiados, Filippo Grandi, analizó en una entrevista con EFE..

El informe, que se publica este jueves como antesala del Día Mundial del Refugiado -el 20 de junio-, también vislumbra grandes desafíos para las comunidades desplazadas en este año marcado por la pandemia.

Según los datos que aporta, Colombia es el segundo país de acogida más importante (1,8 millones de personas), detrás de Turquía (3,6 millones).

Con respecto al capítulo Venezuela,refiere que la huida nacionales de nuestro país continuó el pasado año, con 4,5 millones de desplazados en la región. Siendo Colombia, Perú, Ecuador, Chile y Brasil los que acogen un mayor número de ellos.

"La región está ahora en el epicentro de la pandemia y eso ha hecho más vulnerables a los venezolanos. Muchos de ellos dependientes de jornales en trabajos temporales que han desaparecido por los confinamientos, así que la situación es muy grave, expresa Grandi.

A causa de ello algunos venezolanos, no se sabe la cifra exacta pero podría estar entre los 30.000 y los 50.000, decidieron regresar al país. Algo que supone cierto riesgo sanitario. "Estamos ayudando a estas personas, pues es necesario no solo desde el punto de vista sanitario, sino también humanitario", afirmó.

Aumento de la discriminación

Grandi indica que actualmente ha aumentado la discriminación a los venezolanos, pero no excesivamente. La xenofobia siempre ha sido un problema en la región, pero se trabaja para intentar reducirla.

Por ejemplo, mediante el programa Somos panas Colombia, e iniciativas similares en países como Perú y Ecuador. Lo que nos preocupa es que el impacto económico pueda golpear especialmente a comunidades pobres en zonas fronterizas, y en la competición por recursos escasos los sentimientos negativos que siempre aparecen en las crisis podrían volverse contra los venezolanos, así como contra comunidades de otras zonas del mundo.

"Hemos visto en los últimos cinco o seis años a políticos sin escrúpulos explotar este tipo de sentimientos, así que debemos estar atentos a la vertiente socioeconómica de la crisis", admitió.

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados