Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

¡INSÓLITO! China habría ocultado un "mellizo" del coronavirus desde el 2012

El gobierno de China habría ocultado un virus sumamente parecido al nuevo coronavirus (COVID-19) desde el 2012, cuando generó la muerte de seis personas.

Según The Sunday Times, científicos chinos hallaron al “mellizo” del coronavirus en una mina de cobre abandonada en Tongguan, en la comunidad de Mojiang (al suroeste de China). Tres de los trabajadores sufrieron fiebre, tos y problemas respiratorios, síntomas semejantes a la COVID-19, mientras que cuatro de ellos dieron positivo al coronavirus.

Cabe destacar que las autoridades del gigante asiáticos almacenaron al virus en un laboratorio de virología en Wuhan, epicentro de la pandemia de la COVID-19. Ya son 11,7 millones de personas contagiadas, que han provocado 539 muertes, según Worldmeters.

El informe aseveró que las autoridades chinas no publicaron abiertamente los datos de este virus, a pesar que podría ser elemental para dar con el germen de la COVID-19. El laboratorio de Wuhan, por su parte, optó por no hacer comentarios al respecto.

La información fue revelada por un joven médico, tutorizado por un profesor que trabajó en el hospital donde atendieron a los mineros contagiados. En esa ocasión, el sujeto estaba en el área de emergencias y fue testigo, posiblemente, de los primeros embates del coronavirus.

Coronavirus, un tema secreto para China

Estos acontecimientos salen a la luz, poco antes de que la Organización Mundial de la Salud (OMS)  viaje a China para precisar el origen del coronavirus. Muchos han señalado al Instituto de Virología de Wuhan, donde supuestamente se hicieron pruebas de alto riesgo, modificando los coronavirus para estudiar los mecanismos que causan una pandemia.

Según The Sunday Times, los científicos del Instituto recabaron durante los últimos años muestras de coronavirus, provenientes de todos los rincones del país. Así pues, realizaron peligrosas investigaciones, recibiendo críticas de Estados Unidos y Reino Unido.

El criticado gobierno chino mantuvo en absoluto secreto los estudios, obligando a que los trabajos al respecto sean enviados a un comité que decidía si sería publicado.

Igualmente, Pekín rechazó contundentemente las acusaciones de Donald Trump sobre el origen de la pandemia. Además, impuso impuesto a los productos de Australia, porque el país oceánico pidió una investigación transparente sobre el nacimiento de la COVID-19.

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados