Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Maradona, el genio incomprendido: Ídolo de millones y villano de otros tantos

La muerte del ex astro del fútbol mundial Diego Armando Maradona cayó por sorpresa a sus millones de seguidores en el mundo; pero también a los que no querían al ídolo argentino que, a pesar de esto, siempre estaban pendientes de sus polémicas.

En su país y la ciudad italiana de Nápoles, donde cosechó sus más grandes logros a nivel de clubes, era considerado un dios; sin embargo su complicada vida personal le hizo de grandes enemigos y antipatía de una buena parte de la gente.

Y es que Maradona levantaba pasiones por donde pasara, porque su estilo de vida marcó una época, ya que la figura nunca calló lo que pensaba, por más que esto le restara simpatía entre sus seguidores y alimentara a sus detractores.

Porque más allá del fútbol, donde brilló como pocos, llevó un estilo de vida que muchos criticaban por ser una figura pública, entre ellos "El Rey" Pelé, con quien siempre se le comparó a nivel deportivo, que pregonó con el ejemplo dentro y fuera de las canchas. No obstante el astro brasileño fue uno de los primeros en lamentar el deceso de su gran rival a nivel mediático.

"Yo perdí un gran amigo y el mundo una leyenda", escribió el brasileño en su Twitter.

Otros de sus allegados, como su entrenador deportivo en los años que estuvo en el Napoli, puso uno de los mejores ejemplos para referirse al jugador y al personaje que interpretaba gracias a su fama.

"Con Diego iría al fin del mundo, pero con Maradona no iría a ningún lado", dijo para separar a la persona de la leyenda.

Su problema con las drogas

Aunque Maradona afirma que fue en Barcelona donde comenzó a consumir drogas, fue en Nápoles donde se perdió entre la vida nocturna de la ciudad acompañado por los jefes de la Camorra (mafia) napolitana, quienes le proveían protección y cocaína, su gran adicción.

Sería precisamente cuando jugaba en el Napoli, en 1991, que llegó su primera suspensión por dar positivo a estupefacientes (cocaína). Ya no contaba con la protección de la Camorra, ni de la liga italiana, luego de eliminar a Italia en semifinales del mundial de 1990, jugando en el estadio San Paolo de la ciudad napolitana.

Esto no sería olvidado por los italianos, quienes le cobraron su "ofensa" a Maradona, obligándole a presentar una prueba antidoping a sabiendas de que entre semana consumía cocaína en sus interminables parrandas.

Tras su positivo, fue suspendido por 15 meses, lo que puso en jaque su carrera como futbolista, ya que contaba con 31 años. Además un deportista de tan alto nivel le perjudica mucho la falta de competencia y más cuando se tienen ya tres décadas de vida a cuestas.

Nueva suspensión

No obstante, Maradona volvió a las canchas para llevar de vuelta a su selección a otro mundial de fútbol, que sería su último; pero luego de una clasificación por repechaje y un buen arranque en el torneo, victorias contra Grecia 4-0 y 2-1 contra Nigeria, donde brilló con un gol y par de asistencias, vino su segundo positivo en un examen antidoping, esta vez por efedrina.

Aunque el doctor del astro argentino alegó que esta droga se encontraba dentro de un medicamento para la gripe que le recetó, la misma estaba prohibida por la FIFA, por ayudar a aumentar el rendimiento.

Fue suspendido de nuevo por 15 meses, lo que arruinó el andar de Argentina en USA 94, que terminó siendo eliminado por Rumania en octavos de final; y prácticamente lo retiró del fútbol. No obstante, el pelusa volvería a las canchas con Boca Juniors en 1995, club con el que finalmente se retiró del fútbol.

Entre estas suspensiones se conoció un Maradona nunca antes visto, perseguido por la prensa mostró su peor cara, asistiendo a fiestas vestido de mujer y captado por las cámaras cuando besaba en la boca a algunos amigos.

Esto cambió su imagen para muchos de sus seguidores, quienes empezaron a cuestionar su estilo de vida y a condenar su comportamiento, el cual debía ser ejemplo para la juventud, según los entendidos.

Sus nexos con la izquierda política

Por último, hay que recordar su cercanía con el régimen cubano y su dictador, Fidel Castro, y con los mandatarios de izquierda latinoamericanos entre los que destacó Hugo Chávez y más recientemente Nicolás Maduro.

Esto generó el rechazo de los demócratas del hemisferio, quienes criticaron la posición política de Maradona a pesar de que estos regímenes llenan de hambre y miseria a sus pueblos.

En Venezuela, por su apoyo manifiesto a la "revolución bolivariana", se creo una imagen negativa del ídolo argentino, más allá de su pasado futbolístico.

Sin embargo el día de hoy, cuando se supo de su fallecimiento, millones de personas en todo el mundo lloran y recuerdan con cariño al Diego; mientras que sus detractores también lamentan la partida de Maradona, un referente de la sociedad moderna, que demuestra como la vida pública puede dañar la imagen de un ídolo, pero nunca podrá borrar su legado.

 

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados