Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Médico acusado de organizar red de dopaje internacional para deportista recibió esta condena

El doctor Mark Schmidt, principal acusado en el caso internacional de dopaje sanguíneo conocido como 'Aderlass', fue condenado a cuatro años y diez meses de prisión este viernes 15 de enero por un tribunal de Munich​, reseñó El Clarín.

La fiscalía había pedido cinco años y medio de prisión contra este médico de 42 años, culpable de haber organizado una red internacional clandestina de dopaje sanguíneo activa al menos desde 2012 a 2019, para beneficiar a esquiadores y ciclistas que participaron de los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang de 2018, de campeonatos mundiales y el Tour de Francia de ciclismo, violando las leyes farmacéuticas y antidoping.

La investigación identificó a 23 deportistas de ocho nacionalidades diferentes que usaban el laboratorio clandestino. El tribunal, además, dictó que Schmidt no podrá ejercer la medicina durante tres años y recibió una multa de 158.000 euros (191.000 dólares). Sus cuatro cómplices también fueron reconocidos como culpables. El principal, Dirk Q., ha recibido dos años y cuatro meses de prisión, prácticamente la detención preventiva que ha tenido.

La enfermera Diana S., que reconoció haber practicado transfusiones sanguíneas a los deportistas, fue condenada a un año y cuatro meses condicionales. Los dos otros, entre ellos el padre del médico, fueron multados.

"Tomé un mal rumbo, todo ha sido mi culpa", reconoció Schmidt el último día del juicio. "Lo siento mucho por haber llevado a los otros cuatro conmigo", añadió.

El caso 'Aderlass' estalló públicamente el 27 de febrero de 2019, cuando la policía austríaca procedió a una espectacular operación en la sede del Mundial de esquí nórdico, en el Tirol austríaco.

Cinco deportistas fueron entonces detenidos en el lugar y Schmidt, que dirigía la red que suministró sustancias dopantes a una veintena de deportistas, fue arrestado el mismo día por la policía alemana en Erfurt (centro), en el marco de una operación denominada 'Aderlass' por los investigadores ('sangrado' en alemán).

La justicia austriaca ya ha pronunciado varias condenas de prisión por este caso, por ejemplo a los esquiadores Johannes Dürr, Max Hauke y Dominik Baldauf o el exciclista Georg Preidler. El presidente de la Federación Alemana de Deportes Olímpicos (DOSB), Alfons Hörmann, predijo recientemente que el juicio y el veredicto tendrían "repercusiones para todo el deporte mundial".

Algunos de los atletas implicados han sido acusados y sentenciados por separado en sus países de origen, en su mayoría con sentencias de libertad bajo palabra. Esta semana, el ciclista profesional austriaco Stefan Denifl fue condenado a prisión por su relación con Mark S. Los atletas alemanes no formaron parte de la acusación en Munich.

Schmidt intentó justificarse afirmando que no tenía beneficios en el caso. Señaló que pidió 5.000 euros por año (6.000 dólares) a cada uno de sus clientes por sus manipulaciones sanguíneas y a veces recibía parte de las primas que recibían cuando ganaban. Pero, según su versión, los gastos del laboratorio clandestino, de desplazamiento y de hotel se llevaban todo el dinero.

Durante el juicio, el acusado se describió como un médico "fascinado por el deporte de alto nivel" y no por el dinero. "Siempre lo vi como una afición", aseguró este doctor nacido en una familia de deportistas. Clarin.com - Home

 

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados