Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

¿Podría repetirse el mismo resultado del primer impeachment contra Trump?

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó este miércoles, 11 de enero, el inicio de un impeachment en contra del presidente Donald Trump. Esta no es la primera vez que el magnate enfrenta la posibilidad de su destitución como mandatario, pero el escenario actual es diferente al que había hace un año.

El 24 de septiembre de 2019, la cámara baja, controlada por los demócratas, aprobó la apertura de un juicio político en contra de Trump, por supuesto abuso de poder y obstrucción al Congreso. Los legisladores argumentaron que el mandatario presionó a las autoridades de Ucrania para que investigaran a Joe Biden, entonces precandidato presidencial.

No obstante, el Senado absolvió al neoyorquino de los dos cargos por los que se le acusaba, descartando el escándalo conocido por el Ucraniagate. En aquella ocasión los republicanos de la cámara alta rechazaron el caso en febrero de 2020 y lograron que Trump pudiera continuar su presidencia. Sin embargo, el escenario actual podría ser diferente.

En aquella ocasión, los votos fueron 53 a 48, para absolverlo de la primera acusación, y 53 a 47, para la segunda. Solamente el senado republicano Mitt Romnet votó a favor de destituir al presidente Trump, el cual forma parte de su mismo partido. Finalmente, no se consiguieron los 67 votos necesarios para declarar culpable al presidente.

¿De qué se le acusa?

El pasado miércoles, 6 de enero, partidarios de Trump irrumpieron violentamente en el Capitolio e interrumpieron la certificación de la victoria de Biden en las elecciones. Los demócratas, y algunos republicanos, afirman que el presidente incentivó el asalto que sufrió la sede del poder legislativo y que se saldó con cinco fallecidos y decenas de heridos.

Los demócratas, encabezados por Nancy Pelosi, presidente de la Cámara de Representantes, promovieron un juicio político o la aplicación de la Enmienda 25. En consecuencia, aprobaron este miércoles la apertura del impeachment en contra de Trump por “incitar una insurrección”. Ahora, el Senado debe recibir el caso y decidir si su presidente es culpable.

¿Republicanos con Trump?

El escenario actual es diferente al de hace un año; varios dirigentes republicanos responsabilizaron a Trump por el asalto y pidieron su destitución. Incluso, fuentes ligadas con el tema afirmaron que Mitch McConnell, líder de la mayoría republicana en el Senado, apoya que se acuse al presidente.

El medio de comunicación The News York Times afirmó que McConell considera que Trump cometió delitos por los que puede ser impugnado. Por ende, le complace que los demócratas estén promoviendo la acusación contra el presidente; considerando que así será más fácil expulsarlo del partido, según fuentes familiarizadas con el asunto.

“Si bien la prensa ha estado llena de especulaciones, no he tomado una decisión final sobre cómo votaré y pretendo escuchar los argumentos legales cuando se presenten en el Senado”, dijo Mitch McConnell este miércoles.

Los republicanos de la Cámara de Representantes dieron un espaldarazo a Trump y 197 votaron en contra del juicio, mientras que 10 lo aprobaron. No obstante, con el posible respaldo de McConell, y su influencia, las papeletas podrían cambiar en el Senado e irse en contra del mandatario.

El Partido Republicano cuenta con 51 miembros del Senado, mientras que el Partido Demócrata cuenta con 46 senadores. Por ende, contando con el respaldo de los legisladores independientes, los demócratas necesitan que 21 republicanos respalden la medida para destituir a Trump y evitar que pueda participar en la carrera electoral por la presidencia de 2025.

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados