A ver si puedes responder estas preguntas

Guaidó
AFP

Aunque la gira internacional no concluye aún, de esta semana hay que destacar por sencilla y efectiva la intervención de Juan Guaidó en el Foro de Davos, Suiza.

Que no dejen por fuera a Venezuela en sus planes por fomentar un mundo mejor. Que imaginen a Venezuela libre y democrática incluyéndolos a ustedes. Que por un mejor mundo, eso, vale la pena.

La cosa es que estaba hablando frente a muy influyentes activistas y empresarios y mandatarios y representantes de corporaciones públicas y privadas de gran peso en el mundo. Y acudió a lo que se llama en comunicología “proxémica”. Supone uno que en un foro en el que hasta el más pintado viene a ver del cómo lograr un mundo mejor, pues su condición humana está a flor de piel. Entonces Guaidó le habló a esta gente, como se dice “de panas”.

No se agrandó, más bien habló desde la sencillez de un muchacho de La Guaira. Quien le recomendó hacerlo así, a mi juicio, le dio tremendo consejo.

Pero antes de Davos sostuvo una reunión con el representante para las relaciones exteriores de la Unión Europea, Joseph Borrell, ex canciller del presidente Pedro Sánchez y hasta hora una suerte de resbaloso y guabinoso político a la hora de calificar lo que ocurre en Venezuela y el rol que ejerce Juan Guaidó.

Al grano, y seguramente más presionado por la “marramucia” del régimen venezolano, que hasta aplaudió por estos días que unos paramilitares hubieran estado a punto de asesinar a un grupo de diputados en el centro de Caracas, Joseph Borrell se manifestó abiertamente a favor de que si hubiera elecciones en Venezuela, deben ser presidenciales y con todas las garantías.

Esperaremos no defraude Borrell. Que a instancias de la Unión Europea grite fuerte por el respeto a la solución definitiva de la crisis venezolana, que bien modela la solución de otras crisis, incluso la que se le pudiera venir encima a España si es que le siguen echando gasolina en los tanques a Pablo Iglesias y sus huestes.

Después de todo, quedan servidas en el ambiente, dos grandes preguntas:

1.- ¿Podrá regresar a Venezuela Juan Guaidó luego de esta gira internacional?, y si ingresa al país ¿podrá seguir en libertad? Maduro lo amenazó con eso de que la justicia tendrá que hacer con él lo que debe hacer.   Pero lo de las amenazas y lo de encararlas Guaidó ya ha pasado antes.

Ahora la “afrenta a Maduro” ha sido mayor. Pero el señor Nicolás sabe que el viajero ha agarrado demasiado músculo con el perfil de sus apoyos. ¿Podrá regresar a seguir ejerciendo su presidencia interina y su presidencia de la Asamblea Nacional?

2.- ¿Qué habrá querido decir realmente Donald Trump cuando respondió a la reportera de la cadena alemana de televisión, que  Venezuela va a estar bien y ya lo verán? Antes ha dicho cosas más fuertes y hasta amenazantes, pero ahora, ¿que hasta los alfiles maduristas andan nerviosos y amenazantes, habrá querido decir algo distinto el Presidente de Estados Unidos?

Respondan ustedes.

Dear Basketball: el día que Kobe Bryant ganó un Oscar (+Video)

Aficionados de los Lakers colman el Staples Center con detalles y recuerdos para Kobe Bryant