“En casa me golpeaban hasta que no podía caminar”: la cruda historia de abandono familiar de Óscar

Cifras de algunas ONG revelan que más de 700 niños sin hogar deambulan por las calles de Caracas

abandono familiar caraotadigital
Foto cortesía: ENP

Óscar es un niño que actualmente recorre las calles del municipio Chacao debatiéndose entre la vida y la muerte, víctima de abandono familiar. Esquiva cada vez que puede el mundo de las drogas, pero la violencia no deja de perseguirlo.

La historia de Óscar en las calles comenzó hace cinco años, cuando a los ocho años de edad decidió irse a las calles por las palizas que su padre le propinaba. Al parecer, este actuaba bajo los efectos del alcohol.

Óscar desde entonces se refugia en un grupo de aproximadamente veinte jóvenes en situación de calle, que como él, deambulan por las esquinas de Chacao. Buscan alimento en la basura o sobreviven con el poco dinero que logran recolectar. En el año 2018, la ONG Cecodap contabilizó en 700 a los niños y adolescentes que transitan las calles de Caracas están en situación de calle.

Sin embargo, Óscar no puede huir de una cruda realidad: en la calle se hace respetar la voluntad del más fuerte.

En más de una ocasión Óscar ha tenido que entregarle el dinero recolectado a algún “líder” de bandas delictivas que dominan la zona en la que este joven de aproximadamente 15 años habita. Las veces que se ha negado o a mentido, ha sido golpeado, cortado y hasta amenazado de muerte.

Óscar no pierde la fe por un mejor futuro, a pesar del abandono familiar

La vida en Venezuela es dura para cualquier persona de clase media y baja. Para un joven de 14 años aún más, sobre todo cuando este se tiene que valer por sí mismo y ha sido víctima del abandono familiar.

Óscar necesita la ayuda del Estado. Necesita volver a estudiar. Sin embargo, cada vez que el refugio Negra Hipólita lo saca de las calles, este sale de ese lugar corriendo. Asegura que si en las calles se vive mal, en un refugio se vive peor.

A Óscar no le queda de otra que rezar por las noches para encontrar algo de comida en la basura al día siguiente. No pierde la fe, porque citándolo “los venezolanos parecemos malos, pero por dentro somos nobles y buenos”, señala con una dulce y a la vez maquiavélica voz que refleja sus últimos años vividos, en los que ha visto más violencia, drogadicción y crudeza que cualquiera de nosotros.

El nombre de Óscar fue cambiado por Caraota Digital para proteger su identidad

B-21 Raider: el ¿OVNI? que habita en el desierto del estado de Nevada

600 venezolanos siguen a la espera de ser repatriados

600 venezolanos siguen a la espera de ser repatriados