¡ALERTA! J.M. Olivares explica la actualidad del coronavirus en Venezuela2 min read

3
Venezuela registró 1.213 nuevos contagios y 8 muertos por COVID-19

El comisionado para la Emergencia de Salud, José Manuel Olivares, manifestó que el desarrollo del  coronavirus en Venezuela evidencia una situación sumamente grave. En primera instancia, apuntó que es imposible trazar un contacto infeccioso, puesto que los posibles casos deben esperar más de diez días para recibir la conformación.

“En nuestro país debes esperar, en Caracas, 10 días y en el interior de Venezuela de 15 a 20 días para recibir el resultado de la prueba PCR. Esto lo hace un acto inoficioso porque ya ni síntomas tendrás o recibirás postmorten el resultado”, explicó a Nelson Bocaranda en TVV Noticias.

Esto genera que los reportes del régimen sean retrasados, a lo que se suma la imposibilidad de romper las cadenas de contagio. Olivares precisó que en Asia se hace un diagnóstico temprano, se aísla al paciente y se abordan a las personas con las que tuvo contacto.

Aplicar el método asiático en el país resulta imposible, según Olivares, puesto que a el retraso se suma la escasa cantidad de pruebas PCR que hace el régimen. Venezuela solamente está por delante de Haití en la cantidad de test aplicados en América Latina, por lo que hay un importante subregistro.

Lea también  Al menos 14 protestas se registraron en seis estados la tarde de este #26Sep

Hasta este miércoles, Venezuela cuenta con 16.571 casos de la  COVID-19, que han causado 151 fallecidos. Sin embargo, según las declaraciones de Olivares, la cantidad de infectados en Venezuela sería mucho más alta que la reportada oficialmente.

Olivares alerta del colapso del sistema sanitario

Asimismo, Olivares afirmó que el 85 % de los hoteles capitalinos donde hay pacientes de la COVID-19 están colapsados. Además, ya no habría camas de terapia intensiva disponibles, ni pruebas PCR en el Hospital Universitario de Caracas.

En el oriente del país, por su parte, habría una tasa de contagio “elevadísima”, específicamente en los estados Anzoátegui, Sucre y Monagas. Además, se acabaron las pruebas rápidas, por lo que no pueden localizar nuevos casos de la COVID-19.

Olivares lamentó que los hospitales venezolanos sufren la más alta de mortalidad de toda la región; hasta la fecha ha registrado 36 miembros del personal de salud fallecidos. En total, hay 120 casos activos pertenecientes a este sector, donde el Hospital Patricia Alcalá, en Sucre, con 27, el Hospital Luis Razetti, en Anzoátegui, con 17, y Hospital Pérez Carreño, Caracas, con 16 infectados.