Bertucci aseguró que seguirá luchando por las libertades pese a sentencia del TSJ

Foto: EFE

El excandidato presidencial Javier Bertucci, se pronunció tras haber sido declarada inadmisible su solicitud de avocamiento por parte del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), en la que sus abogados pidieron la nulidad al proceso legal que permanece abierto desde hace cerca de diez años.

«Aunque me nieguen la libertad plena a mí, yo seguiré pidiéndola para los presos políticos», expresó Bertucci, debido a las insistentes exigencias que ha hecho para lograr la liberación de presos políticos de Maduro, sin restricciones.

El también líder nacional de El Cambio, está llevando a cabo un recorrido por diferentes estados del territorio nacional, en donde ha informado y explicado a la población su participación en la mesa de negociación nacional, sobre la que ofrecerá un balance en los próximos días.

La noche de este martes, se conoció que la Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia declaró inadmisible una solicitud de avocamiento formulada por Gloria Pérez y Vanessa Robles, abogadas de Bertucci, para quien solicitaban la nulidad del proceso seguido al ex candidato presidencial así como su libertad plena, según se lee en la sentencia N° 158 redactada por el magistrado Maikel Moreno.

La Sala instó al Tribunal de Primera Instancia de Juicio del Circuito Judicial Penal de Carabobo, extensión Puerto Cabello, “para que de manera inmediata realice las citaciones pertinentes y utilice todos los mecanismos necesarios que la ley pone a su disposición a fin de que se lleve a cabo, sin más dilaciones, el juicio oral y público en el presente caso”.

Bertucci fue detenido el 2 de Julio de 2010 por funcionarios adscritos a la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), Comando Regional N° 2, Puerto Cabello (Car) porque su empresa, Tecnopetrol, contrató con Carib Petrolum, ubicada en República Dominicana, el traslado del químico Tecsol (solvente base para la elaboración de desengrasante y removedores de pintura).

Pero dicho transporte lo efectuó la empresa de Bertucci en la embarcación Sichem Challengue que “carecía de una válvula especial para invertir la energía, para impedir algún incendio y no tenía una válvula para desalojar los gases y evitar que produjera una explosión”, según el experto Yorman Villarroel, citado en la sentencia.

Por esos hechos, a Bertucci le fue imputado contrabando agravado, manejo ilícito de materiales estratégicos y asociación. El proceso se encuentra en la fase de juicio oral y público, el cual ha sido interrumpido varias veces, según sus abogadas.

Más de mil millones de dólares requiere Venalum para su recuperación total

EN VIVO: El último adiós al príncipe de la canción, José José

Adoptar a un perro puede significar más años de vida