Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Combustible en Venezuela en estado crítico, el abastecimiento depende de Irán ( Testimonios)

Luego de casi seis meses de la llegada de la gasolina Iraní, Venezuela colapsa en colas nuevamente por crítico estado de desabastecimiento.

Para este punto, según expertos petroleros, el país depende netamente de las importaciones de Irán.

En marzo el Estado contaba con reservas que ya se agotaron, por lo cual proyectan que es necesario reestablecer la producción mínima interna para surtir una parte del parque automotor nacional.

Casi seis meses después la situación es más aguda e incierta.

Transportistas duermen en colas de 5 y 6 días para surtir la mitad de un tanque lo que le permite trabajar por medio día nada más

Así lo relata Hernán Giménez a orillas de la autopista donde esperan la llegada de la gandola.

"Estamos aquí desde el miércoles en la noche, hoy llegó la gandola, pasaron 60 carros y se terminó la gasolina".

Cuando la escasez de combustible se manifiesta en Caracas es cuando los analistas petroleros comienzan a preocuparse de que se produzca un colapso energético en todo el país.

El deterioro de la infraestructura, la corrupción y los conflictos políticos que han resultado en sanciones hacia Venezuela han sido una fórmula para el desastre.

Para el experto Rafael Quiroz, en entrevista con el canal DW de Alemania:

"las refinerías están trabajando muy miserablemente, entre las tres principales están refinando alrededor de 40 mil barriles por día (BPD); eso no es nada, la zona metropolitana de Caracas solamente consume diariamente 35 mil BPD".

Destino incierto

Para Quiróz existen diferencias entre la escasez agravada de combustible que vimos a principios de este año y la que se está produciendo actualmente.

Cuando arribaron en mayo los tanqueros iraníes a Venezuela, Quiroz pronosticó que el combustible alcanzaría solamente por dos semanas.

La baja movilidad producto de las restricciones por la cuarentena del COVID-19 ha contribuido a que se haya prolongado el abastecimiento hasta ahora.

"también influyó el hecho de que el Estado tenía inventario de reservas en ese entonces.La diferencia es que ahora todos esos inventarios están prácticamente agotados y solo dependemos de las importaciones de Irán", aseguró el experto.

Aún así hay esperanzas de que se normalice el suministro con la reciente llegada de tres buques de combustible de Irán y que las refinerías puedan producir el mínimo necesario para abastecer el parque automotor nacional.

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados