Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

¿Delincuencia en El Ávila? Caraqueños exigen la presencia de las autoridades en Sabas Nieves

Tras las denuncias en redes sociales por presuntos robos en el Parque Nacional Waraira Repano, mejor conocido como El Ávila, los caraqueños le exigen a las autoridades que deberían vigilar más a menudo algunas zonas de la entrada de Sabas Nieves, para evitar que más venezolanos sean víctimas de la delincuencia.

La delincuencia en El Ávila no es nueva; es un flagelo que azota a los deportistas desde hace varios años, a pesar de la presencia de un módulo de la Guardia Nacional (GN) en la entrada del lugar.

Susana Ferrer, quien acude constantemente al Waraira Repano, aseguró que no hay tanta seguridad que resguarde el bienestar de los caraqueños. Sin embargo, nunca ha sido víctima del hampa en el sitio, pero sí ha escuchado de casos estremecedores. 

"Yo nunca he sido víctima de la delincuencia, acá hay un módulo de la Guardia Nacional. Realmente en cada esquina no hay seguridad", dijo Ferrer ante las cámaras de Caraota Digital.

Por otra parte, Yuleidy González indicó que la seguridad generalmente se ubica en la entrada del parque. Más arriba, no es usual ver a los Guardias Nacionales destacados en el pulmón vegetal.

"Arriba no pasa la Guardia Nacional. Generalmente se ubican en la parte de abajo, pero no hacen rondas arriba", señaló González.

Otro de los venezolanos que usualmente hace ejercicio en el pulmón vegetal, Alfredo Lariva señaló que las autoridades deberían hacer más rondas y patrullaje en las subidas para evitar que ocurran robos.

"Hace dos semanas hubo un robo; no te sé decir a quién, porque no lo vi. Pero tampoco he visto ni policías ni guardias arriba. Después de lo que se conoce como La subida del Diablo, debería haber un módulo, No solo revisar a las personas cuando entran, que abren los bolsos y te chequean.", sentenció.

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados