Diabetes e hipertensión descontroladas: Carabobeños no pueden pagar por las medicinas

Foto: Dayrí Blanco

Los ojos del hijo de dos meses de Mayerlin Hernández se pierden. Se mueven hacia arriba sin control. "Es una convulsión más", expresa su madre angustiada. Ella no pudo pagar por el ácido fólico y todo lo que implica un buen control prenatal. Por eso el bebé nació con espina bífida e hidrocefalia.

No tiene empleo y con lo que su familia le ayuda apenas le alcanza para la comida de sus otros cuatro hijos. Juntos, son una familia que vive en pobreza extrema, lo que le ha impedido pagar por el tratamiento de su bebé.

"Necesitamos una válvula para que no le siga creciendo la cabeza al niño. Ya he ido hasta Caracas y a varios lugares y cuesta entre 200 y 500 dólares", relató.

Fotoi: Dayrí Blanco

 

El problema de ese bebé se pudo evitar con un adecuado control del embarazo. Pero en las comunidades de Carabobo es común que la mayoría no tome los medicinas que requiere. Es el caso de José Acosta, quien tiene 46 años y sufrió un accidente cerebro vascular (ACV) por no cumplir el tratamiento para su hipertensión.

"De broma podemos comer. No tenemos para pastillas ni nada de eso", relató su esposa, quien ahora se dedica a mantener económicamente el hogar con su hija de 19 años. "Trabajamos todo el día porque debemos darle de comer a mis otros dos hijos menores".

La tía de Lisseth Rodríguez tiene diabetes, las dos piernas amputadas y deficiencia cardiaca. Pasa el día entero en cama y tiene varios meses sin tomar sus medicinas. "El dinero de la pensión no alcanza para eso".

Todos estos casos pueden ser tratables. El hijo de Mayerlin, José Acosta y la Tia de Lisseth pudieran gozar de una mejor calidad de vida, pero la crisis económica se los impidió.

"Hay enfermedades crónicas como la diabetes y la hipertensión arterial que deben ser tratadas de por vida para que el paciente esté totalmente controlado y compensado", explicó el médico internista Namir Neme.

Lo mismo pasa con los embarazos. "En los controles prenatales se detectan anomalías congénitas del feto y es importante una adecuada alimentación, el consumo de una dieta balanceada, y de complementos, vitaminas y medicinas que ayudan al daño desarrollo del bebé". Eso fue lo que le faltó al bebé de dos meses de Mayerlin, quien ahora depende de cientos de dólares para mejorar su calidad de vida durante su crecimiento.

 

Kyrgios vuelve a las andadas y dedicó un chiste sexual en su Instagram

Manití decidió jugar junto a unos bañistas en Miami Beach (+Video)

Manatí decidió jugar junto a unos bañistas en Miami Beach (+Video)